• Caminante no hay camino, se hace camino al andar

    by  • septiembre 6, 2017 • ALEMANIA, ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, INGENIERIA CIVIL, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES, Uncategorized • 0 Comments

    3 min lectura

    Como bien expresa la frase de inicio que he tomado prestada de Antonio Machado, soy una caminante que, andando andando, ha llegado a tierras germanas. Que ¿cuál ha sido mi periplo hasta llegar aquí? En las siguientes líneas me gustaría compartir mi historia con vosotros, e intentaré resumir mis andanzas por el mundo laboral, y nunca mejor dicho, pues ya he dado algunas vueltas por el mundo.

    Me llamo Mª José Romero Moruno, soy española, tengo 28 años y actualmente me encuentro en Alemania, más exactamente en la ciudad de Stuttgart, trabajando en una empresa desarrolladora de software. El motivo inicial fue por estudios de idiomas, continuó durante la formación universitaria, tanto durante la carrera como en el máster, y en la actualidad la motivación es laboral.

    Desde siempre he sentido mucha curiosidad por el “extranjero” y durante mi periodo en el instituto tenía claro que quería pasar parte de mi vida en tierras extranjeras, o al menos eso me propuse. Y, parece que ¡quien la sigue la consigue! Ha sido todo bastante progresivo, pues comencé con un curso de idiomas en Inglaterra por un par de semanas, luego le sucedió un mes de inmersión lingüística en Irlanda, después vinieron unas prácticas de verano en Polonia y ¡ya no pude parar!

    Mis estudios universitarios son en ingeniería civil y, tras pasar los 3 primeros años en España, logré una beca para completar la carrera con una doble titulación en Dinamarca. Este periodo marcó un antes y después en mi vida y es que, a la vez que me formaba en otro sistema educativo, pude conocer a estudiantes de gran diversidad de países que me abrieron los ojos a otras culturas y maneras de entender el mundo. La experiencia fue inolvidable y muy enriquecedora en todos los sentidos por lo que los deseos de continuar mi camino en el extranjero se incrementaron y decidí que para mis estudios de máster también realizaría otra estancia en el extranjero. Esta vez fue el turno de Estados Unidos, en la universidad de la Georgia Tech, donde me topé con la oportunidad de incorporarme en Alemania a la empresa en la que estoy ahora trabajando. Hablo de oportunidad porque en ningún momento fue una decisión forzada por el hecho de la crisis que todavía atravesamos en España en el sector de la construcción y, es por ello, que me siento afortunada y disfruto al máximo de la experiencia por estas tierras.

    En la actualidad soy gestora de producto para una empresa desarrolladora de software. Éste es un campo de la ingeniería poco habitual para un ingeniero civil, pues me encuentro totalmente inmersa en el mundo de las tecnologías digitales en la construcción. Es un ámbito novedoso y estoy fascinada por cómo la tecnología puede ser integrada en un sector tan tradicional como la construcción. Es por ello que trabajo cada día para hacer realidad la digitalización del proceso constructivo, es decir, para facilitar el paso del lápiz y el papel a formatos y procesos digitalizados a través del uso de ordenadores, tablets, móviles, etc. Además, me permite seguir viajando a otros países, ya que es bastante habitual que vaya a conferencias, a presentaciones y a visitar clientes internacionales en América, Europa y Asia.

    En lo que respecta a la vida en Alemania, tras un año y medio por aquí, tengo que admitir que los comienzos son siempre algo complicados, y es que te enfrentas a una nueva lengua, cultura, formas de trabajo… Los primeros meses llegas a un lugar donde no conoces a nadie, tienes que buscar casa, adaptarte al nuevo trabajo y hasta el más mínimo trámite como abrirse una cuenta en el banco o conseguir un teléfono se torna una odisea. Pero gracias a los magníficos compañeros de los que estoy rodeada en el trabajo muchos de los trámites se facilitaron. Y es que quiero resaltar que mis compañeros son un factor fundamental para que todavía tenga deseos de quedarme por aquí, pues, no voy a engañar a nadie, se echa de menos España: el hogar, la familia, los amigos, el clima, la comida y hasta el quedar para una cervecita con cualquier excusa.

    ¿Mis planes para el futuro? Siempre estoy abierta a nuevas oportunidades y experiencias para seguir conociendo y descubriendo mundo. Así que quién sabe qué me depara el destino. Aunque, por ahora, en Alemania me quedo.

    Maria José Romero Moruno

    About

    Maria José Romero Moruno es Ingeniera Civil por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Máster en Planning and Management por la UPV. Actualmente trabaja como Product Manager en RIB Software SE, Alemania.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *