• COMENZAR LA VIDA LABORAL Y MUDARSE AL CORAZÓN DE EUROPA

    by  • julio 13, 2015 • BÉLGICA, CAMBIO CLIMÁTICO, ENCONTRAR TRABAJO • 11 Comments

    9 min lectura

    Llevo poco más de un año en Bruselas y puedo decir que está siendo la mejor experiencia de mi vida. Y, cuando hablo de esta gran experiencia, no sólo me refiero a este año, sino a todo el camino que he recorrido para terminar aquí, desde que finalicé la carrera en junio de 2013 hasta que puse un pié en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, el 21 de Abril de 2014.

    Parc de Laeken

    Parque Laeken en Bruselas

    Me llamo Iris y soy Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y Licenciada en Ciencias Ambientales. Estudié en Madrid y cuando terminé la carrera… comenzaron 6 meses de caos total…

    Soy de La Coruña, por lo tanto el primer paso de la etapa post-universitaria fue mudarme de nuevo a casa después de 6 años en Madrid. Y ¿qué decir? Cómo en casa no se está en ninguna parte, pero como dicen las madres “hay que dejar el nido y volar” y se puede decir que yo ya lo había dejado con 18 años, pero volvía a estar en casa, en busca de un nuevo “vuelo”.

    Buscar trabajo fue duro, no lo voy a negar, pero también una experiencia enriquecedora. He terminado mis estudios en medio de esta profunda crisis que ha afectado de lleno a la obra civil, lo que implica serias dificultades para entrar en el mercado laboral en el sector de la ingeniería de caminos así que, en mi búsqueda, no faltaron momentos de desesperación. Fueron meses de idas y venidas a Madrid para hacer entrevistas. De salir de ellas contenta pero pensando en esa pregunta que siempre me hacían: ¿has estado en el extranjero? Ahí estaba mi mayor punto débil y eso me consumía… Las empresas de ingeniería buscaban gente para mandar o a otros países y yo competía con ingenieros que habían estado de Erasmus, habían hecho cursos de idiomas o incluso tenían experiencia laboral fuera de España. Ante esta situación me puse un límite: “Si no he encontrado trabajo a finales de año, en enero me voy a hacer un máster en el extranjero.” Aunque era plenamente consciente de las dificultades económicas que tendría para acceder a un máster fuera de mi país.

    Estaba metida en un eterno proceso de selección para una consultora brasileña, cuando me enteré de la convocatoria del Curso de Gestión de Proyectos Internacionales de Ingeniería del Colegio de Ingenieros de Caminos de Madrid. No lo dudé, esa era mi oportunidad y tenía que luchar por ello. Conseguir la beca del Colegio me aportaría no solo la experiencia fuera de España sino poder trabajar en una empresa de ingeniería española.

    En octubre empezó el proceso de selección para el curso, que seguía intercalando con las pruebas de la consultora brasileña. Eso se tradujo en un mes muy movidito, con un viaje a Madrid por semana, como mínimo, viajando toda la noche en tren o en coche para poder hacer las pruebas por la mañana y, al medio día, volver a Galicia. Reconozco que no es lo mejor llegar a las entrevistas y dinámicas de grupo sin haber dormido en toda la noche debido a los 600 km que separan La Coruña de Madrid pero eso, a mí, más que agotarme, me motivaba y me daba energía. Le acabé cogiendo el gusto a cambiarme en un área de servicio a las 6 de la madrugada o llegar a Chamartín a las 7 de la mañana, ponerme el traje y los tacones en los baños de la estación y salir corriendo para llegar a la entrevista a su hora. Fue parte de la gran aventura de buscar trabajo y absolutamente cada uno de los pasos que tuve que dar mereció la pena.

    Y por fin salió el listado de admitidos y allí estaba mi nombre. Noviembre se preveía emocionante con la vuelta a Madrid para asistir al curso. Fueron dos semanas estupendas en las que aprendí muchísimo de Gestión de Proyectos Internacionales, hice buenos amigos y me reencontré con muchos otros.

    Y cuando finalizó el curso, de nuevo a La Coruña, a esperar pacientemente que alguna ingeniería se fijase en mí, me llamase y me diese una oportunidad… Y así fue, me llamaron de la División de Consultoría Ambiental de TYPSA, y vuelta a Madrid para la entrevista. Cuando me dijeron que era para un puesto en Bruselas no me lo podía creer, estaba totalmente mentalizada para “cruzar el charco”, pero escuchar “Bruselas” me alegró considerablemente. La beca era para trabajar en la oficina de EUROCLIMA, un Programa de Cambio Climático en países de América Latina, financiado por la Comisión Europea. Nos habían hablado de este Programa en el Curso de Internacionalización, realmente muy interesante, pero ni se me había pasado por la cabeza que una beca fuese para trabajar en ello. Hice la entrevista y al día siguiente me llamaron para darme la buena noticia, el regalo de Navidad. En ese momento no sabía si reír o llorar, ambos de emoción, pero reconozco que me quedé en shock… En enero empezaba a trabajar en Madrid y a finales de abril me mudaba a Bruselas… ahí empezaba el mundo laboral, el trabajo en Madrid, la experiencia internacional, mi futuro… ahí comenzaba MI NUEVA VIDA.

    Los meses trabajando en las oficinas de TYPSA de San Sebastián de los Reyes no los cambiaría por nada, fueron cuatro meses de aprender, de afianzar conocimientos y de sorprenderme cada día con la cantidad de experiencias nuevas que te aporta la vida laboral y que hasta ese momento no me imaginaba.

    Y ahora estoy aquí, en Bruselas. Nunca había estado, pero sabía que me iba a gustar. Antes de venirme la gente me hablaba mucho del clima, que si hace más frío que en España, que si llueve un día sí y otro también… soy gallega, me he criado bajo la lluvia, así que bienvenida sea, pero sí que tenían razón… ¡llueve mucho!

    Está siendo increíble trabajar en la oficina de Bruselas. Parte de mi trabajo se centra en EUROCLIMA, un programa espectacular. En la carrera de Ciencias Ambientales se toca mucho el tema del Cambio Climático pero ahora es cuando realmente me estoy dando cuenta de su verdadera dimensión. La difusión mundial que está teniendo, la existencia de tantísimos organismos internacionales que investigan medidas de lucha y adaptación y que financian proyectos ambientales, la cantidad de eventos en todo el mundo que giran en torno a esta problemática ambiental, el propósito de tantos países por introducir el Cambio Climático en sus políticas, la creciente concienciación de los gobiernos por cuidar el legado ambiental que se le deja a las siguientes generaciones… todo esto y muchísimo más hacen del Cambio Climático uno de los grandes temas del presente y del futuro mundial, y es realmente un tema apasionante.

    Trabajar en este Programa no solo me está aportando conocimientos de Gestión de Proyectos y de temática ambiental, sino que también me está ayudando a conocer América Latina, una gran desconocida para mí. No he “cruzado el charco” pero mi día a día gira en torno a esta región, hay días en la oficina que estamos tan metidos en trabajo con países latinoamericanos que tengo que pararme y recordar “estoy en Bruselas”, y eso es algo que me encanta.

    Enlace a EUROCLIMA , programa de cooperación regional entre la Unión Europea y América Latina, enfocado en el cambio climático

    Fuente: Euroclima. Descripción: Enlace a EUROCLIMA , programa de cooperación regional entre la Unión Europea y América Latina, enfocado en el cambio climático

    Los países de América Latina son de los más afectados por esta problemática ambiental, de ahí que el Programa EUROCLIMA esté focalizado en ellos. Debido a su pobreza son mucho más vulnerables a los problemas ambientales y lo que se busca es facilitar a los Gobiernos la apropiación de estrategias de lucha y adaptación ante el Cambio Climático y que las puedan integrar en sus políticas. De esta manera se contribuye a la reducción de la pobreza.

    Es un trabajo muy gratificante y enriquecedor porque se trata de ir moviendo pequeños hilos, poco a poco, para que ese esfuerzo se traduzca en conseguir objetivos realmente grandes.

    Y ¿qué decir de mi nuevo hogar?

    Bruselas es una ciudad de poco más de un millón de habitantes, muy cómoda, acogedora, organizada y tranquila, aquí la vida no se altera ni aunque haya una reunión del G7. Es el centro de Europa, sede de Instituciones Europeas y lugar de encuentro de infinidad de culturas y tradiciones. Sale tanto en las noticias que parece que la conoces sin haber estado, pero no, hay “otra Bruselas” fuera de la Comisión y todo el barrio europeo.

    Monte de las Artes en Bruselas

    Monte de las Artes en Bruselas

    Es una ciudad que tiene prácticamente de todo y a la que yo solo sacaría dos “peros”. Lo primero es que es una ciudad muy cara, y no solo hablo de ocio sino de la vivienda y de artículos de primera necesidad, ¡la primera semana aquí te la pasas con cara de susto de mirar precios en los supermercados! Lo segundo es el horario europeo, al que es difícil acostumbrarse, si eres español. Cuando vienes de España, donde comemos a las 14,30 y vamos de compras hasta las 20,30, donde los centros comerciales y grandes almacenes cierran a las 22,00 de la noche y donde los bares y restaurantes están llenos hasta altas horas de la noche, el estilo de vida bruselense choca bastante… A las 18,30 cierran la mayoría de las tiendas, y si quieres cenar fuera seguramente te encontrarás con que a las 23.00 comienzan a cerrar la puerta. Salvo que haya partido de fútbol, que entonces ahí… ¡viva el horario español!

    Como ya he dicho, solo son dos “peros” y para nada ensombrecen la vida aquí.

    6 líneas de metro, tranvías y varias líneas de autobuses que no dejan calle sin recorrer, para mi gusto, un sistema de transportes espectacular. No tan espectacular es el sistema de recogida de basuras, aquí no hay contenedores y tenemos que dejar las bolsas en las aceras…

    Preciosos mercados de flores, calles adoquinadas, el arco del triunfo del Parque del Cincuentenario, el Museo de Ciencias Naturales con la colección de dinosaurios más grande de Europa, puestos de deliciosos gofres por todas partes, el Manneken Pis, tan visitado y tan… peculiar… chocolaterías en cada esquina, las galerías Saint Hubert con su cúpula de cristal, turistas abarrotando el centro con sus grandes cámaras de fotos (y sus palos de selfies!), la calle del Delirium con sus más de 2.000 tipos de cerveza, el Palacio de Justicia de 26.000 m² de superficie y permanentemente rodeado de andamios, las terrazas de Saint-Gery que se llenan al mínimo rayo de sol, el Atomium y el Mini Europa, plazas con olor a patatas fritas, la Catedral de San Miguel,  la plaza de Luxemburgo frente al Parlamento, y por supuesto, una de las plazas más bonitas de Europa, la Grand Place, con las majestuosas fachadas del ayuntamiento y de “la Casa del Rey”, que impactan aunque las veas cada día.

    La Grand-Place de Bruselas

    La Grand-Place de Bruselas

    La proximidad de Bruselas a muchas otras ciudades turísticas de gran interés como Gante con su impactante castillo medieval, Brujas y su campanario Patrimonio de la Humanidad, Lovaina y su universidad, Amberes con su catedral gótica, la más grande de Bélgica, Lille y su gran plaza, París con la Torre Eiffel y los Campos Elíseos, Amsterdam considerada una Venecia del Norte o Rotterdam con el puerto más grande de Europa, la hace, si cabe, más especial. Pero sin duda, lo que hace a Bruselas una ciudad especial es su riqueza cultural. Ir en el autobús y escuchar 5 idiomas diferentes, compartir casa con un japonés, un francés, una holandesa, una portuguesa y tres italianos, salir del barrio Europeo y adentrarte en el barrio africano con su característico olor a especias o coincidir en clases de francés con compañeros sirios, ingleses, polacos, serbios…

    En fin, una ciudad con encanto propio y encanto prestado, una ciudad que cada día sorprende y en la que siempre encuentras algo nuevo con lo que maravillarte. Y una ciudad en la que yo personalmente, disfruto cada minuto…

    Llevo poco más de un año en Bruselas y puedo afirmar que lo que me está aportando esta experiencia, tanto a nivel personal como profesional, no lo puedo comparar con nada de lo que haya vivido hasta ahora…  Todo lo que he aprendido, todas las personas que me han acompañado y ayudado en este camino y cada una de las pequeñas aventuras que me han ido pasando, hacen que esta fase de mi vida esté siendo inolvidable.

    Iris G Ramudo

    About

    Iris Gómez Ramudo, 1989, nacional de España. Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y Licenciada en Ciencias Ambientales. Cuenta con un curso en Gestión de Proyectos Internacionales impartido por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid y un Diplomado en Financiamiento Climático por el Instituto Especializado de Educación Superior para la Formación Diplomática de El Salvador. Actualmente trabaja en la División de Consultoría Ambiental de TYPSA, reside en Bruselas y se desempeña, entre otras actividades, como asistente técnica a la Dirección del Programa EUROCLIMA.

    11 Responses to COMENZAR LA VIDA LABORAL Y MUDARSE AL CORAZÓN DE EUROPA

    1. Jaime Benavides
      julio 13, 2015 at 11:03 am

      Hola Iris, enhorabuena por tu artículo. Me parece muy interesante tu perfil como Ingenieria de Caminos y Licenciada en Ciencias Ambientales. En relación a ésto me gustaría saber ¿Por qué hiciste ambas carreras? ¿Lo decidiste desde el comienzo de tu vida universitaria? ¿Crees que ha sido importante para conseguir tu trabajo actual?
      Gracias de antemano.
      Saludos
      Jaime

      • Iris G Ramudo
        Iris G Ramudo
        julio 13, 2015 at 11:39 am

        Muchas gracias Jaime.
        Lo primero que decidí fue estudiar Ingeniería de Caminos, lo tenía claro, pero aún así algo me faltaba porque desde siempre me habían atraído mucho los temas del Medio Ambiente.
        Mirando universidades encontré la Doble Titulación y me lo pensé…
        Creo que venir de una familia del campo y haber tenido la oportunidad de pasar la mayor parte de mi infancia en una aldea de la “Galicia profunda” tuvo mucho que ver en mi decisión final de estudiar Ciencias Ambientales. Además vi en esta carrera un gran complemento para la carrera de Caminos, pues ya sabemos todos el impacto ambiental que supone una obra de ingeniería.
        Y sí, tener esta doble titulación ha sido muy importante para conseguir trabajo, al fin y al cabo trabajo en la División de Consultoría Ambiental de una empresa de Ingeniería.
        Saludos y gracias por tu comentario!

    2. Guillermo
      julio 14, 2015 at 2:23 pm

      Buenas!
      Me alegro mucho por que hayas conseguido encontrar trabajo, te lo has currado muy bien.enhirabuena.

      Mis dudas: ¿el curso de formacion del colegio de ICCP duro un mes o cuatro?no se si lo que has mencionado de Typsa era el curoso de 4 meses.¿ lo huciste por el colegio de ICCP? Supongo q te habrás colegiado, merece la la pena?¿ofrecen muchos cursos?

      La verdad que está muy bien eso de quedarse en europa, enhorabuena otra vez ya que solo los mejlres se quedan cerca! Y me ha gustado mucho el articulo, ya conocía Bruselas, pero no es mal sitio dado lo que hay, y no sabia q en los alrededores habia tanto que hacer.

      ¿Como ves por alli la oferte de trabajo para ing de caminos?¿hay algo que re omendarias para buscar trabajo alli? En mi caso edtuve de erasmus en francia, asi que el idioma nones mucho problema, pero alguna otra recomendación?

      Muchas gracias por compartir tu experiencia, motivarnos, y hacernks ver que posibilidades hay, rebuscadas pero hay.

      Gracias.

      Un saludo

      • Iris G Ramudo
        Iris G Ramudo
        julio 15, 2015 at 7:22 am

        Gracias Guillermo!
        Pues te cuento, el curso de Gestión de Proyectos Internacionales fue de dos semanas pero tuvimos que pasar pruebas de selección (inglés, dinámica de grupo y entrevista personal). Escogieron creo recordar que a unos 25, y tras finalizar el curso enviaron nuestros CVs a empresas de ingeniería españolas. Sin haber estado colegiada no habría tenido la oportunidad de acceder a él, es más, seguramente ni me hubiese enterado, ya que recibí un mail del CICCP de Madrid con la información. Conozco a bastantes ingenieros que han conseguido trabajo gracias a este curso así que, sin lugar a dudas, te recomiendo que te colegies.
        Ofrecen muchos tipos de cursos, tanto técnicos como de idiomas y organizan también conferencias interesantes. Si echas un ojo a la web ya ves a lo que me refiero.
        Respecto a la oferta de trabajo aquí no te puedo decir mucho, pues yo encontré trabajo en España… Pero ya sabes que con la Comisión Europea hay un continuo flujo de jóvenes de todas las carreras que vienen y se van y ocupan puestos de todo tipo en las Instituciones Europeas. Muchos vienen con prácticas de 6 meses y luego se quedan.
        Por supuesto que si ya sabes francés lo tendrás más fácil, aún así el inglés muchas veces es casi más importante que el francés a la hora de encontrar trabajo aquí, y luego hay bastantes empresas que piden hablar también flemish…
        Mil gracias por tu comentario, cualquier cosa no dudes en contactar conmigo.
        Y por supuesto, Bruselas no es mal sitio 🙂

    3. tartarugatarti@hotmail.es
      julio 23, 2015 at 10:05 pm

      Enhorabuena Iris ,todo esto es un reconocimiento a todos tus años de esfuerzo y valentía ,pero lo mas importante es tu entusiasmo en todas las metas q te propones y desde luego consigues ,sigue así,princesa yque esa fuerza y esa eterna sonrisa no te falte nunca pq si como ingeniera eres buena ,como persona eres excepcional.

      • Iris G Ramudo
        septiembre 21, 2015 at 1:33 pm

        mil gracias por tus preciosas palabras

    4. Larbi
      agosto 17, 2015 at 11:35 pm

      Hola Iris, ante todo darte la enhorabuena por tu fantástica trayectoria y la que te queda por delante. Yo recién me he titulado de la Ingeniería de Caminos y uno de los países a los que estoy echando el ojo es Bélgica. Una duda que me surge a la hora de enviar currículums es traducir nuestro título al francés. Sería correcto usar Ingénieur des Ponts et Chaussées? Ingénieur Civil Master? Qué me sugieres? Cómo te presentaste o te presentas?
      Gracias y un saludo.

      Larbi

      • Teresa Cobos Capilla
        septiembre 3, 2015 at 10:19 am

        ¡Hola!

        Estoy preparando un artículo para esta web sobre la Comisión Europea y viendo qué artículos había sobre Europa/Burselas me he topado con este y he leído los comentarios.

        Hice las prácticas de la Comisión (bluebook) y ahora trabajo en la Oficina Económica y Comercial de Bruselas. Además terminé caminos en París en l’Ecole Nationale des Ponts et Chaussées (ENPC), así que a lo mejor te puede servir de ayuda también mi consejo para tu CV. Si te sirve de ayuda Larbi, yo haría 2 CVs, en inglés y en francés. Pese a estar en Bruselas, en las Instituciones Europeas se maneja el inglés y en el sector privado, por la experiencia de amigos, también (hay muchos flamencos, así que prefieren inglés a francés). En inglés, yo siempre pongo Civil Engineer (M.Eng) para que sepan que nuestros 5 años de carrera equivalen a Master (no sé si tu eres de las promociones de grado). En el caso de tu CV en francés, también recomendable por si acaso, “Ingénieur des Ponts et Chaussées” se sobreentiende para aquellos alumnos que han hecho la carrera en ENPC (ParisTech) en París, solo y exclusivamente. Si sales de ese mundillo, lo mejor es poner Master Ingénieur Civil para no dar lugar a equívocos y que todos lo entiendan, porque en términos de sistemas educativos, Francia y Bélgica son dos mundos aparte.

        Espero que te haya servido mi experiencia en estos temas y suerte con lo que decidas.

        Teresa

      • Iris G Ramudo
        septiembre 21, 2015 at 1:42 pm

        Muchas gracias por tu comentario Larbi y siento el retraso en contestar. La verdad es que yo no he buscado trabajo aquí en Bélgica porque me contrataron en España, así que no hice CV en francés… Aquí cuando me preguntan digo que soy Ingeniero Civil (tanto en inglés como en francés) y ya me entienden, pero claro, el tema del CV es otro mundo. La verdad es que a mí me surge la misma duda que a ti, así que agradezco mucho a Teresa su comentario, a mí también me viene fenomenal, esto es un tema que suele llevar a confusiones…

        un saludo

    5. eric
      septiembre 21, 2015 at 4:27 pm

      Hola Iris, he disfrutado con tu fantástica exposición en su conjunto y me he animado con su lectura a felicitarte por la misma. En mi caso soy Ingeniero de caminos por la Universidad politécnica de Valencia, estoy finalizando mi proyecto final carrera que ciertamente lo escogí amplio y complicado porque se puede y debe llevar a cabo por su importancia socio-económica y a la vez estudiando inglés reforzando mis conocimientos y a la vez diariamente envío más de 10 Cv’s a cuantas Empresas Constructoras, Organismos públicos, Despachos de Arquitectos e Ingenieros incluso extranjeras porque no tengo inconveniente en absoluto en desplazarme a cualquier lugar del mundo, eso sí deseo cuanto antes que alguien me otorgue su confianza necesaria para nuestro primer encuentro profesional como a todo el mundo le ha ocurrido. Me empieza a preocupar no recibir ni respuesta a mis mails y tal nebulosa comienza a hacerme dudar hacia adonde dirigirme. Si es cierto el tema de irte al extranjero, pero con quién contacto y hacia dónde me dirijo.
      Si algo se te ocurre, muy agradecido.
      En cualquier caso muchas felicidades, suerte y un cariñoso saludo.

      • Iris G Ramudo
        Iris G Ramudo
        septiembre 29, 2015 at 8:50 am

        Hola Eric, muchísimas gracias por tus palabras. Por propia experiencia te recomiendo que intentes acceder a un curso del CICCP de Madrid como hice yo. Conozco a muchos otros ingenieros que han conseguido trabajo y han sido desplazados al extranjero gracias a estos cursos.
        Si estás estudiando inglés fenomenal, es imprescindible y en todos los procesos de selección te harán pruebas de idiomas.
        Muchísima suerte y mucho ánimo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *