• COMUNICA Y VENCERÁS

    by  • mayo 28, 2014 • FORMACION, INDONESIA, REINO UNIDO, SALIDAS PROFESIONALES, UNIVERSIDAD DE GRANADA • 1 Comment

    6 min lectura

    Comunicar de forma efectiva es una de las habilidades más poderosas, si no la que más, que puede tener un profesional. En las escuelas de ingeniería desafortunadamente no nos enseñan a comunicar. Es obvio que para ser un buen ingeniero de caminos (o civil) lo primero que tiene uno que saber es ingeniería: matemáticas, física, dibujo, ciencia de los materiales y muchas otras disciplinas que conforman el conocimiento de nuestra profesión. Ahora bien, el ejercicio de la profesión se desarrolla en muchos y variados ámbitos –cada vez más-, interactuando con personas e instituciones de toda condición y disciplina. Y por si fuera poco, en un mundo interconectado y cada vez más poblado, esta interacción cada vez se produce en otros idiomas y entre personas de culturas muy distintas. Si sabes comunicar bien (y no se trata solo de saber hablar una lengua), te irá mucho mejor profesional y personalmente.

     

    Sabemos construir columnas, pero no escribirlas

    El reto de la comunicación es particularmente importante en la ingeniería civil, que trata de infraestructuras que afectan y sirven a la colectividad. En cualquier estudio, plan, proyecto u obra de ingeniería intervienen factores de todo tipo, en muchos casos no técnicos, y es más, para bien o para mal, muchas de las decisiones que nos afectan las toman personas o instituciones que no entienden de términos técnicos.

    Para tener éxito en la vida profesional hay que saber comunicar bien. ¿Te has preguntado alguna vez por qué la gente no sabe qué hace un ingeniero civil? ¿Por qué no se valora suficientemente la labor que los ingenieros hacen en la sociedad, tanto en términos de salario como reconocimiento público? ¿Por qué no hay más personas de perfil técnico entre aquellos que toman las decisiones más importantes? En gran parte es porque los ingenieros somos expertos en razonar, pero no en comunicar.

    Muchas grandes ideas no han llegado a ninguna parte porque no se han sabido comunicar bien.

     

    Dentro y fuera de las escuelas

    A comunicar bien no enseñan en las escuelas de ingeniería. Cualquier profesional a día de hoy tiene que saber comunicar bien: para encontrar un buen trabajo, para entender bien los problemas que hay que resolver, para plantear buenas soluciones, para llevarlas a cabo y para explicar resultados. Por eso es inconcebible que salgan titulados de las escuelas sin los conceptos más básicos sobre comunicación.

    Pero ojo, una vez más, las escuelas de ingeniería no están para enseñar comunicación, están para enseñar ingeniería. Y un poquito de comunicación. Lo básico al menos, por favor. Lo demás depende de ti. Esto es una labor que requiere entusiasmo y mucha práctica, pero que tiene unas recompensas enormes.

     

    Comunicar es un viaje de ida y vuelta

    Comunicar no es enviar un mensaje. No es un proceso unidireccional. Es un ciclo, un proceso de ida y vuelta. Si no hay respuesta al mensaje o la respuesta no es la que se perseguía, no se ha comunicado bien. Por eso, lo primero que debes entender es que habrás comunicado bien cuando hayas puesto tu idea o intención en la mente de la otra u otras personas, en la forma que querías, y consiguiendo la respuesta que buscabas.

    Fíjate bien: esto es fundamental; porque requiere que antes de enviar el mensaje entiendas bien qué quieres transmitir, qué quieres conseguir, y lo que es más importante aún, qué hay en la cabeza de la persona que recibirá tu mensaje. Para comunicar bien tiene que haber empatía, un “sentir común”.

    Si la otra persona no habla tu lengua, tendrás que hablar la suya o buscar un lenguaje común. Si es de otra cultura, deberás entender cómo es esa otra cultura para realmente entender cómo piensa, ponerte en su piel, interesarte genuinamente por su forma de pensar y sentir.

     

    ¿Cómo se dice ingeniero de caminos en inglés?

    Durante los diez años que fui representante del ICE (Institution of Civil Engineers) en España, una de las preguntas que más veces recibí fue ¿cómo escribo en inglés Ingeniero de Caminos? ¿Es Master, MEng? ¿Es BSc? Cómo se explica -sin faltar a la verdad- a una persona que en su vida ha visto el título Ingeniero de Caminos el valor de esta carrera que tanto esfuerzo nos costó conseguir? Aquellos de vosotros que ya tenéis titulación Bolonia no tendréis este problema, pero muchos –miles- de nosotros sí. Esta pregunta la tuve que responder en mi primera entrevista de trabajo en Inglaterra. Así que me pongo en la cabeza de este señor inglés, ingeniero también, y le explico que es una carrera de ingeniería civil, de 5 años de duración (en mi caso), y que está reconocida por el ICE como equivalente a MEng lo que, en su momento, me hará posible conseguir el título de Chartered Engineer. “Spanish civil engineering degree, 5 years long, ICE accredited toward chartership”.

    Un poco largo, ¿verdad? Sí, pero a la persona que me entrevistó le quedó clarísimo y además la explicación le pareció creíble.

    Por supuesto tenía que saber decir todo esto en inglés, pero la clave no era esa. En aquél entonces no hablaba un inglés perfecto (sí suficiente), pero la clave fue transmitir el valor de mi titulación y mis conocimientos, en los términos que mejor entendía esta persona. Hice los deberes antes de la entrevista y me informé sobre las titulaciones inglesas, el colegio inglés (el ICE) y el reconocimiento de nuestro título en UK. Sabía lo que quería explicar, y busqué los elementos de relación que mejor entendería la otra persona.

    Conseguí el trabajo, más tarde me hice Chartered Engineer, y hasta representé al ICE en España durante una temporada larga.

    Si tienes que escribir un CV, piensa primero en la persona que lo leerá. Si tienes que hacer una presentación, hazte todas las preguntas que puedas sobre el público que tendrás: su nivel de conocimiento, sus expectativas, su interés. Siempre ponte en la piel de la persona que recibirá el mensaje, de esa forma tendrás más posibilidades de que tu mensaje tenga el efecto deseado.

     

    La empatía genera empatía

    Interesarse por la circunstancia e intereses del otro y sentirlos como propios (empatía) es la mejor base para comunicar. Y comunicar bien crea mejor entendimiento, lo que aumenta el interés común. Para aquellos que hayáis empezado la aventura profesional en el extranjero o tengáis pensado hacerlo, conocer la lengua y la cultura del lugar es la mejor puerta de entrada. Esto requiere curiosidad y mucho esfuerzo. Cuando aterricé en Indonesia en octubre de 2012 sabía cuatro palabras en indonesio. Durante los primeros meses, cada día llevaba conmigo un diccionario de bolsillo que utilizaba para entenderme con el chófer, con el personal de la oficina (la mayoría de los cuales no hablaban inglés) y con la gente en general. Montones de veces me he equivocado, muchas veces habré hecho el ridículo, me ha costado mucho esfuerzo, pero el resultado a la larga ha sido doble: en un año y medio he aprendido indonesio a un nivel razonable que me permite entender la mayor parte de las conversaciones, incluso conversar en reuniones, y por otra parte me he ganado la empatía de mucha gente, que aprecia el esfuerzo por entender su lengua e instintivamente te trata de una forma más cercana, por pura empatía. Esto me ha abierto puertas a nivel personal y profesional en este país. No era estrictamente necesario, podía optar, como tantos, por hablar solo inglés, confiar en que los otros se esforzarían por entenderme y cumplir con lo justo, pero con toda seguridad no me habría ganado la amistad ni la confianza de muchas personas aquí. Hace unos meses me ofrecieron un puesto de mayor responsabilidad que el que tenía; conocían a gente con más experiencia que yo para el puesto, pero no solo buscaban experiencia, buscaban alguien en quien pudieran confiar, alguien que supiese qué hacer y además generase un buen espíritu de entendimiento y trabajo en el equipo, al margen de las diferencias culturales y lingüísticas.

     

    A comunicar se aprende…comunicando

    La única forma de aprender a comunicar es haciéndolo, practicando, una y otra vez. Es el único secreto. Analiza abiertamente los errores que cometas y corrígelos para que tu mensaje cada vez sea mejor. Cada vez que envías un email, cada vez que das una presentación, una llamada de teléfono importante, utiliza la respuesta para evaluar cómo tu estilo de comunicación se puede mejorar.

    Además, cuanto más te obligas a explicar una idea, un diseño, un proceso, más robusto y más sencillo se vuelve.

    Si tienes que preparar una presentación importante, nada como ensayar con compañeros, amigos o familia (por ridículo que parezca) para afinarla y sentirte mucho más cómodo con el mensaje en el momento de la verdad.

    Hay montones de recursos en la red sobre cómo ser un buen comunicador. En general, en el mundo profesional conviene utilizar un estilo directo, sin dar vueltas, empezando por lo más importante y dejando los detalles para después. Utiliza lenguaje sencillo y claro, porque hace la vida mucho más fácil al receptor y esto mejora la calidad de la comunicación (recordemos lo dicho). Existen guías magníficas sobre ‘plain English’ (por ejemplo http://www.plainenglish.co.uk/free-guides.html), y leer prensa escrita –aunque al principio es duro- ayuda muchísimo a mejorar la calidad de la comunicación.

    La clave está en el interés que pongas. Con perseverancia e interés por los demás, cualquiera puede llegar a ser un buen comunicador. Y un buen ingeniero que además de entender problemas complejos es capaz de explicarlos de forma sencilla es un activo muy valioso para cualquier empresa u organización, te lo aseguro. ¡A por ello!

    Jose Cordovilla

    About

    Ingeniero de Caminos (Granada) y Chartered Engineer. Socio y CEO en Solvere, actualmente en Indonesia asesorando al Ministerio de Planificación en el desarrollo de infraestructuras.

    One Response to COMUNICA Y VENCERÁS

    1. Jose Aguilar Medina
      Jose Aguilar Medina
      junio 3, 2014 at 11:17 am

      Muy útil Jose, muchas gracias.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *