• Conduciendo por la izquierda

    by  • marzo 20, 2017 • ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, INGENIERIA CIVIL, INGENIERIA DE CAMINOS, PRIMERAS EXPERIENCIAS, REINO UNIDO, SALIDAS PROFESIONALES • 7 Comments

    3 min lectura

    Me llamo Irene y soy Ingeniera de Caminos por la Universitat Politècnica de València. Hace apenas un año dejé Valencia para venirme a Inglaterra. Pero no a esa Inglaterra cosmopolita que te viene a la cabeza cuando piensas en Londres, yo vivo y trabajo en la Inglaterra auténtica.

    Empezaré por el principio. Tras acabar la carrera y ante las malas perspectivas laborales que había en España, decidí centrar mi búsqueda de empleo en el extranjero, concretamente en el Reino Unido. La verdad, por descarte. Nunca he sido una amante de lo británico, pero tenía un nivel de inglés aceptable, no era necesario permiso de trabajo y existe una demanda de ingenieros. Así que, pensé, por probar….

    No negaré que ha sido duro. Muchas de mis solicitudes tuvieron respuestas negativas, a veces por desconocimiento de la titulación, por tener experiencia previa focalizada en otra área del sector, o simplemente porque habría alguien más adecuado para el puesto.

    Por casualidad, a través de la red EURES, llegué a una oferta de graduate engineer para el departamento de transportes de una consultoría británica, RPS Group, buscaban un ingeniero de carreteras pero algo más polivalente que a lo que están acostumbrados aquí.

    Debo confesar que la suerte, esta vez, se puso de mi lado. Además, tuve algo de ayuda, ya que mi pareja, que también es ingeniero de caminos, había encontrado trabajo como graduate y se acababa de mudar aquí. Así que, aproveché que venía de visita a UK para hacer las entrevistas. Luego solo tuve una semana para volver a Valencia antes de mudarme definitivamente e iniciar mi nueva aventura laboral.

    Atardece en Lawns park (Swindon)

    Trabajo en la oficina de Abingdon (Oxfordshire), somos un equipo pequeño, del que era la única extranjera hasta el mes pasado, lo que me ha permitido formar parte de proyectos muy variados y participar en sus distintas fases. He ido ganando responsabilidad poco a poco y he podido involucrarme en proyectos de drenaje y en el diseño de sistemas de drenaje sostenible (lo que aquí se conoce como SuDS). En definitiva, aprender y crecer como ingeniera. Ahora, un año más tarde, miro atrás y veo como me ha cambiado la vida.

    No sé si fue suerte o no, pero no trabajar en Londres también tiene ventajas. La primera y más obvia el precio, aunque Oxford también es una de las zonas más caras de UK, donde vivo, en Swindon, el precio del alquiler es mucho más asequible. Además, puedes hacer escapadas en el fin de semana y recorrer los típicos pueblos de la campiña inglesa, que también tienen su encanto. Eso sí, necesitarás coche.

    Christ Church college, Oxford

    En cuanto a mis compañeros, para muchos es la primera vez que trabajan con un ingeniero español, y la verdad se ponen en mi lugar, me ayudan y también se lo pasan bomba cuando meto la pata con la pronunciación o cuando no les entiendo, pero tranquilos yo también me río cuando intentan hablar castellano.

    Para mí, vivir y trabajar aquí ha sido una experiencia muy positiva. No solo en lo profesional, ofreciéndome una visión más amplia de a ingeniería, también es una experiencia vital que me ha permitido madurar y aprender a relativizar. Sin duda, lo recomiendo. Espero que mi relato sirva a otros compañeros que están indecisos o algo desanimados en la búsqueda de empleo en el extranjero, es difícil, pero al final todo llega.

    En la famosa y caótica ´Magic Roundabout´, icono de Swindon

    También quiero compartir una reflexión, viviendo fuera de España, he cogido algo de perspectiva. Aquí en el Reino Unido no todo es bueno, pero no oirás a un inglés hablar de su país con el desprecio con el que en muchas ocasiones lo hacemos nosotros, y no es por falta de motivos. Podría dar una larga lista de cosas que son mejores en España que aquí, a parte del jamón, obviamente. Creo que debemos dejar de tirar piedras contra nuestro propio tejado e intentar aprender de otros países en lo que nos llevan ventaja, como en los derechos laborales y el tema de horarios…

    No me quiero despedir sin dar las gracias. Sé que en parte conseguí mi puesto porque uno de los ingenieros que me entrevistó había trabajado anteriormente con otra ingeniera española, y conocía la gran formación técnica que ofrece nuestra titulación. Esa chica me abrió el camino, así que allí donde esté, gracias. Espero que mi trabajo aquí algún día pueda allanar el camino de otro compañero que decida lanzarse a esta aventura.

    En cuanto al futuro, sin duda quiero volver a España, pero por ahora me centro en el presente y en acostumbrarme a eso de conducir por la izquierda.

    Irene Galán Villalba

    About

    Irene Galán Villalba es Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universitat Politècnica de València (UPV). Actualmente trabaja como Graduate Engineer en RPS Group, en Reino Unido.

    7 Responses to Conduciendo por la izquierda

    1. Antonio
      marzo 20, 2017 at 2:19 pm

      Enhorabuena Irene! has dado una fantástica panorámica a lo que ha sido tu experiencia de ir a trabajar a Reino Unido. Seguro que será de gran utilidad para muchos de nuestros compañeros. Que tengas mucha suerte y continúes en tu desarrollo profesional como todos nos merecemos tras el esfuerzo de estudiar nuestra carrera. Saludos.

    2. Mateo
      marzo 20, 2017 at 3:35 pm

      Enhorabuena.

      Un saludo desde Witney,Oxfordshire.

    3. paco
      marzo 22, 2017 at 12:18 pm

      Un abrazo y a comerse el mundo. Tengo dos hijos en Londres trabajando uno de informatico y la otra de enfermera de neonatos.

      • Irene Galán Villalba
        Irene Galán Villalba
        marzo 28, 2017 at 7:28 pm

        Gracias por tu comentario Paco. Seguro que tus hijos son de esos que ayudan a dar buena imagen de los españoles.

        Un abrazo

    4. Pedro
      marzo 23, 2017 at 7:21 pm

      Hola Irene, soy Pedro Otiñar, ingeniero de Caminos que en una semana llega a Oxford para trabajar. Me gustaría contactar contigo.

      Un saludo.

      • Irene Galán Villalba
        Irene Galán Villalba
        marzo 28, 2017 at 7:27 pm

        Hola Pedro,

        Aunque yo no vivo en Oxford, trabajo en Abingdon y conozco un poco la zona. Seguro que Oxford te encanta, es muy multicultural y tiene mucha vida. Te he añadido a Linkedin por si necesitas contactar conmigo.

        Mucha suerte

    5. Mario Perez-Gosalvez
      marzo 27, 2017 at 8:03 am

      Un saludo Irene,

      Me ha encantado la elegancia con la que cuentas todo. Estoy de acuerdo contigo que no nos tenemos que conformar y tragar con todo pero a la vez hay que ser positivos y respetuosos con nuestro entorno y nuestra querida Espanya. Debemos seguir ayudando y dar gracias por todo lo recibido.

      Ha sido muy inspirador tu mensaje.

      Un saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *