• Construyendo un camino que empezó en Chile

    by  • octubre 1, 2018 • CHILE, CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES, SUDAMÉRICA • 0 Comments

    5 min lectura

    ¡Hola lectores! La verdad que me pidieron participar en esta página hace ya algún tiempo atrás y por diversas cosas casi no llego a cerrar mi historia. Espero que no me lo tengan en cuenta, de verdad que agradezco enormemente el poder contar mi historia y que ojalá sirva de inspiración para otros aventureros.

    Os hablaré un poquito de mí para poneros en contexto. Me llamo Dusami, soy de Jávea, tengo 29 años y he estudiado Ingeniería Técnica en la Edificación, más comúnmente conocido como “Aparejador” o “Arquitecto Técnico” en la UPV (Universidad Politécnica de Valencia). Por suerte, he vivido en varios países en mi niñez (Brasil, Chile, España) por lo tanto, os diré que me siento un poco de todas partes.

    Bueno os contaré mi aventura, que en este caso, fue en Chile. En octubre de 2012 justo al terminar la carrera decidí ir a Sudamérica. Era la época en que muchísimos jóvenes españoles emigraban a distintos países en búsqueda de un mejor futuro, en búsqueda de oportunidades ya que en nuestro país eso era una tarea imposible por la famosa crisis. Muchos se iban obligados de España ya que allí no les deparaba más que desempleo y poca o ninguna posibilidad de crecer profesionalmente pero, en mi caso, aunque no lo creáis, no me fui por la búsqueda de trabajo sino a viajar y a buscar nuevas experiencias. Sin embargo y de forma inesperada, creo que profesionalmente encontré mi lugar.

    De más está decir que todos los principios son difíciles. Uno se siente perdido en la búsqueda de trabajo pero en mi caso, recuerdo especialmente una famosa pregunta de la entrevista que me marcó y decía: ¿cuánto quieres cobrar?  Viéndolo desde fuera parece una respuesta muy sencilla pero creedme que de esa respuesta podía depender que el puesto fuese tuyo o no. Pesa demasiado el miedo de la NO experiencia aunque con los años me he dado cuenta que la experiencia obviamente cuenta pero la actitud es la clave para conseguir el éxito.

    Pues sin darme cuenta, me encontraba en mi primer trabajo como profesional en el mundo de la construcción, con 23 años y en Chile. El cargo que ocupaba era de Control de calidad de un proyecto estatal de 11 edificios. Y sí, así de especial es la vida, sorprendentemente mi primer trabajo tenía que ver con la asignatura de calidad, una de las que más me había costado aprobar (dos añitos para ser exactos 🙂 ).  Lógicamente, la formación universitaria recibida sirve y mucho, pero siempre he dicho y he pensado que el trabajo es otra carrera donde, por suerte, uno nunca termina de aprender.

    Aunque parezca mentira, lo más difícil al principio no fue el aprender a construir en Chile (ya que este país por ser sísmico tiene una normativa totalmente diferente a España) sino el entenderme con los maestros. Sí, estaba en un país hispano hablante pero el comunicarse con las trabajadores era una tarea que llegaba a ser casi imposible, donde es especialmente marcada en el rubro de la construcción.

    El balance como primer trabajo estuvo genial ya que no era una empresa excesivamente grande y el entorno era cercano y familiar. Pero llego el día en que ya no era suficiente ese trabajo, y no podía seguir creciendo, por lo tanto decidí renunciar.

    Chile como país hasta el día de hoy, es un país en el que puedes crecer mucho profesionalmente y en poco tiempo. Es un país donde hay oportunidades, donde te dejan crecer y desarrollante hasta donde tú quieras. Por lo tanto es ideal para personas ambiciosas y emprendedoras.

    He tenido la gran suerte de experimentarlo. En casi 6 años que he vivido en Chile, he cambiado 3 veces de trabajo. Como decía, comencé como Control de Calidad, después estuve en el departamento de estudio de propuestas de una empresa algo más grande que la anterior. En esta empresa me enseñaron a ser minuciosa en el trabajo. Aprendí a estudiar propuestas y, lo más importante, aprendí a tratar con todo tipo de personas. Nuevamente la historia se repetía y claro está que si llegas a tu techo uno tiende a buscar otra posibilidad donde seguir creciendo, y eso fue lo que hice.

    En este último trabajo me detendré un poquito más ya que ha sido el  más interesante y en el que más he crecido profesionalmente. Entré a una constructora que se dedicaba a la habilitación de oficinas. Para mí en su momento un mundo totalmente desconocido. ¿Habéis escuchado eso de que la mejor forma de aprender es tirándote a los leones? (una expresión muy chilena). Pues así fue mi experiencia en esta empresa; De la noche a la mañana había pasado del área de estudio a hacerme cargo al 100% de la habilitación de una oficina. Soy de las que piensa que todo se puede aprender y conseguir según las ganas y la energía que le pongas. Por lo tanto, acepté con los brazos abiertos el nuevo reto. Deciros que fue muy duro, trabajaba muchísimas horas, sábados, domingos, festivos,… ya que al ser todo nuevo para mí le tenía que dedicar más tiempo para poder sacar las cosas adelante. Especialmente en el mundo de la habilitación de oficinas donde empiezas ya atrasado, los plazos son ridículos y tienes infinitos imprevistos durante toda la obra. Una experiencia que la verdad me hizo crecer mucho en poco tiempo y me brindó nuevos cargos y retos dentro de la empresa.

    Bueno no entraré mucho más en detalles, pero resumiendo tanto para mí como para muchos españoles y ahora venezolanos, Chile ha sido un país que nos ha abierto las puertas y nos ha ofrecido muchísimas posibilidades no tan solo profesionales, sino de amistades, espectaculares vivencias y la oportunidad de conocer una naturaleza magnífica. Es un país que hay que visitar, tiene sitios y rincones demasiado asombrosos.

    Quisiera cerrar este pequeño relato diciendo que siempre que uno se ve envuelto en un cambio hay miedo; miedo a lo nuevo, a lo desconocido, al fracaso,…etc. Infinitos miedos pero una vez que decides dar el paso todos esos miedos se convierten en espectaculares experiencias y magníficos aprendizajes. Por lo tanto, mi mensaje a todo el que se vea estancado o perdido es que no dudéis ni por un momento en salir, tomar riesgos, tirarse al vacío que os aseguro que siempre os estará esperando fuera algo magnífico. En esta página encontraréis cantidad de experiencias así. Que sí, está claro que también han habido momentos difíciles donde querer tirar la toalla, momentos en que sobretodo añoras a la familia y a los tuyos pero estoy segura que si pones todo esto sobre una balanza en el tiempo, ganará por goleada lo positivo.

    Un abrazo a todos y mucha suerte en vuestras aventuras.

    PD: Si queréis algún consejo para conocer Chile  ya  sean temas laborales o sus magníficos lugares me podéis contactar J

    Email:Duviloc@gmail.com

     

    Dusami Villalon Octavio

    About

    Dusami Villalón es Arquitecta Técnica por la Universidad de Politécnica de Valencia.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *