• En constante reinvención

    by  • octubre 28, 2017 • CHILE, CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, INGENIERIA CIVIL, INGENIERIA DE CAMINOS, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES, SUDAMÉRICA, Uncategorized • 4 Comments

    6 min lectura

    Mi nombre es Noemí Martín, titulada en Ingeniería Técnica de Obras Públicas por la Universidad de La Laguna (Tenerife). Finalice mis estudios en Ingeniería en 2008 y, como complemento a mis estudios realice un Máster en PRL, el cual me abrió las puertas al mundo profesional de la ingeniería.

    Glaciar Grey en el PN Torres del Paine – Chile

    Comencé trabajando en las islas de La Gomera y El Hierro, guardo con especial cariño esos dos años en los que tuve que desplazarme a cubrir un puesto a las Islas y, recuerdo con especial cariño a mis compañeros de trabajos,  y amigos.

    En 2011, y dada la situación económica en España, la empresa para la que trabajaba tuvo que hacer RECORTES, así que según se iban cumpliendo nuestros contratos, nos daban el finiquito, apostando por dar continuidad a los trabajadores con más antigüedad e indefinidos.

    Pues bien, era hora de reinventarse, de mirar hacia delante.

    El inglés era mi gran asignatura pendiente. Así que en septiembre de 2011 tome un avión desde Tenerife rumbo a Bristol (UK). Mi plan para aprender inglés consistía en hacer un curso intensivo y después trabajar durante un tiempo en alguna cafetería, restaurante o similar hasta “dominar” el idioma, hasta poder enfrentarme a una entrevista de trabajo para ingeniera.

    La época en UK, comenzó siendo muy divertida, en la academia compartía clases con gente de diferentes países, cultura y costumbres, fue como una especie de ERASMU!!! Aventura que ahora no sé porque no realice durante la universidad (así que mi recomendación para todo el que este leyendo estas líneas y que pueda disfrutar de una de estas becas durante la etapa de estudiante, es que no la dejen escapar, que viva la experiencia).

    Dos meses después de mí llegada a UK, todos mis planes se truncaron cuando sufrí un tonto accidente en bicicleta, cuyo resultado fueron dos fracturas de tibia y una de peroné. Volví a España para mi recuperación. Y aunque volví a Uk, dispuesta a mantener el plan inicial, las secuelas no me lo permitieron, así que al término del curso de inglés regresé a casa.

    Creo que fue la primera vez que sentía que fracasaba en algo que me había propuesto.

    Durante el siguiente año, en España, tuve pocas oportunidades de trabajo, hice algunas cosas como freelance  y participe en una asistencia técnica en una obra marítima.

    Dique flotante instalado en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife –España

    Llegaba el momento de reinventarse por segunda vez. En esta ocasión aspiraba a trabajar como ingeniera.

    Busque información de posibles  países a los que trasladarme, donde hubiera oportunidad de trabajo y donde no tuviera que renunciar a la calidad de vida que estaba acostumbrada. Fue así como Chile apareció entre mis opciones, durante meses busque información en páginas web, foros, chat, etc. y como no, me vi todos los programas tipo españoles por el mundo en Chile que encontré. Me puse al día con toda la documentación que debía de realizar para trabajar en el país sudamericano. Aunque como muchos otros coterráneos me arriesgue y viaje con visa de turista.

    A finales de 2013, tomaba un vuelo con múltiples escalas y con destino final Santiago de Chile.

    A mi llegada a Santiago, lo primero era buscar vivienda, tener mi cuartel general. Al no tener documentación, contrato de trabajo, ni avalista, esto tardo más de lo esperado inicialmente. Así que me fui a compartir piso con unas estudiantes (una chilena, dos gemelas “gringas” y una francesa). Ahora, ya podía centrar mis esfuerzos en la búsqueda de trabajo.

    Era verano en Chile, y en plenas elecciones a la presidencia……parecía que no era el mejor momento para la búsqueda de empleo.

    Busqué información en internet de todas las empresas constructoras, de ingeniería y consultorías españolas que pude (en algún momento, como muchos otros, creí que conseguir trabajo en una empresa española era la mejor idea, en algún momento reconocerían mis ganas de trabajar, talento y esfuerzo, y podrían destinarme de vuelta a España), después de un tiempo cualquier empresa era buena. Peregrine de puerta en puerta por todas estas empresas, envié correos electrónicos presentándome a no sé cuántos departamentos de recursos humanos, postule a todas las ofertas de trabajo que encontré en plataformas de búsqueda de empleo, páginas web, periódicos, etc… incluso escribí a mi antiguo jefe en España, por si tenía contactos en el país (aquí funciona mucho lo de los contactos, ser un enchufado) en fin, use todos los recursos que tuve a mi alcance.

    Ciudad de Santiago de Chile

    Al cabo de casi dos meses, sonó por primera vez mi teléfono, tenía mi primera entrevista de trabajo. Se trataba de una pequeña empresa Española de topografía, aunque mi especialidad claramente no era la topografía, estaban dispuestos a “contratarme y enseñarme”, ofreciéndome un sueldo más que mediocre 400.000 CLP (unos 500 €). Que en aquel momento, la verdad, entre no tener nada, tener esto, me suponía el poder ir legalizando mi situación en Chile (obtener visado, permiso de trabajo, etc). Pero es bastante indignante que sean tus propios compatriotas los que tratan de sacar provecho de la situación.

    Por suerte, ese mismo día mi teléfono sonó nuevamente, y tuve en total tres entrevista, para tres empresas diferentes en dos días. Había logrado el sueño Chileno!!!!

    La segunda empresa que me entrevisto, se trataba de una conocida empresa de Ingeniería y Consultoría Española, el puesto de trabajo a cubrir era como Inspector en una obra ferroviaria (desde el primer momento, me entusiasmo la idea).

    La tercera y última entrevista era para un puesto en una Consultoría del MOP (Ministerio de Obras Públicas), en esta última no quedé seleccionada.

    Dos días después, había quedado finalista en dos de los tres puestos de trabajo, no fue difícil elegir. El puesto en el proyecto ferroviario era de mi interés y desde luego, las condiciones eran bastantes mejores.

    Faja de Vía Rancagua Express – Santiago de Chile

    Desde enero de 2014, hasta el día de hoy, trabajo para la misma empresa. He tenido la suerte de trabajar en los proyectos de la Inspección Técnica de Obras de la Faja de Vía Rancagua Express y en la Inspección Técnica de Montaje, Pruebas y Puesta en Servicio de los Sistemas y Equipos del Proyecto Líneas 6 y 3 de METRO de Santiago de Chile. He aprendido mucho en estos proyectos, y si tengo la oportunidad, me gustaría seguir desempeñándome en el sector. En la actualidad, y para seguir especializándome en la materia curso un Máster en Infraestructuras Ferroviarias.

    Línea 6 Metro de Santiago de Chile

    No quiero engañar a nadie, trabajar en un país diferente al tuyo, es una buena experiencia, una muy buena experiencia, quizás de las mejores que he tenido, pero también tiene su lado negativo. Las costumbres, el carácter o el temperamento, la famosa idiosincrasia, no es la misma, además de esto, ser mujer, en un “mundo de hombres”, no siempre es tarea fácil, en mi caso personal, he tenido que enfrentarme a comentarios machistas e incluso mal intencionados.

    Talleres y Cocheras Línea 3 Metro de Santiago de Chile

    Trabajar a casi 9.000 km de casa, me ha dado la oportunidad no solo de ejercer profesionalmente, sino también de crecer como persona, de creer en mí, de enfrentarme a muchos retos y miedos, de salir continuamente de mi zona de confort, y tratar de no rendirme, aunque no siempre ha sido tarea fácil, cuestionándome incluso en varias ocasiones, si todo esto merece la pena.

    Muchas veces, he escuchado por parte de algunos compatriotas, la famosa frase: “Yo no me fui de mi país, a mi echaron”, pero a mí me gusta pensar, que ante la adversidad, yo si decidí marcharme, yo decidí no conformarme, yo decidí luchar, decidí demostrar mi valía personal y profesional.

    Salar del Carmen en San Pedro de Atacama – Chile

    En estos casi cuatro años en Chile, como no todo puede ser trabajar, también he tenido la gran oportunidad de viajar a lugares increíbles y maravillosos, lugares que ni imagine conocer antes de venir. En lo que a la naturaleza se refiere, Chile y sus países vecinos, lo tienen todo, glaciales, lagos, volcanes, desiertos, bosques nativos, etc.

    Isla de Pascua – Chile

    Actualmente el proyecto en el que trabajo, ha entrado en su recta final.

    Así que en los próximos meses, habrá que reinventarme, otra vez… y así, continuar escribiendo esta historia.

    Noemí Martín Rodríguez

    About

    Noemí Martín Rodríguez es Ingeniero Técnico de Obras Públicas por la Universidad de La Laguna. Actualmente trabaja en Chile para IDOM.

    4 Responses to En constante reinvención

    1. Teresa
      octubre 30, 2017 at 10:16 pm

      Noemi: solo desearte lo mejor y aconsejarte que si tienes otra oportunidad de seguir trabajando por ahí, no lo dudes en hacerlo. Sabes muy bien en qué condiciones están los trabajos en España. Cuando decidas venirte, vente con un trabajo bajo el brazo. Eres joven y puedes sigue adelante amiga. Mucha suerte en un futuro incierto. Un beso muy grande

      • Noemí Martín Rodríguez
        Noemí Martín Rodríguez
        noviembre 2, 2017 at 5:25 pm

        Gracias Teresa!!
        No sé cuál será mi futuro destino laboral, si siga en Chile, vuelva España u otro país.
        Pero para mí lo más importante es estar abierta a nuevas oportunidades y al cambio, y hacer frente a estos cambios con el mayor entusiasmo posible.

    2. octubre 31, 2017 at 2:45 pm

      Bravo Noemi,
      Que lástima que tantos tengamos que saber en primera persona por lo que has pasado, pero bueno, parece que al final las cosas salen adelante y espero que así sea por mucho tiempo.

      Un saludo!

      • Noemí Martín Rodríguez
        Noemí Martín Rodríguez
        noviembre 2, 2017 at 5:17 pm

        Muchas gracias Enrique,
        Estoy totalmente de acuerdo, las cosas salen, no siempre a la primera, pero todo esfuerzo tiene su recompensa.
        Y es cierto, somos muchos los que hemos salido de casa en busca de una oportunidad profesional, como muestra todas las experiencias recogidas
        en http://caminahora.com.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *