• ¿ESTUDIAR UN MÁSTER O SALIR AL EXTRANJERO? ALEMANIA: LA TIERRA PROMETIDA NO TAN PROMETIDA

    by  • Septiembre 7, 2013 • ALEMANIA, ENCONTRAR TRABAJO, LOS MÁS LEÍDOS, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES, SUIZA • 36 Comments

    ¡Hola a todos!

    Mi nombre es Javier Bueno Casado. Soy ingeniero de caminos, canales y puertos, por la Universidad de Granada. He redactado este artículo para contar un poco mi experiencia después de haber terminado la carrera, con el objetivo de ayudar a la gente que ahora, debido a la situación en la que se encuentra actualmente España, está bastante indecisa sin saber qué camino tomar. Espero poder ayudar lo máximo posible, ya que también he pasado por esa situación de indecisión e incertidumbre, y sé lo que es. Voy a redactarlo de una manera sencilla, clara, directa, y sin eufemismos, puesto que lo que quiero es transmitir el mensaje lo mejor posible a todos los ingenieros recién licenciados.

     

    Carrera terminada. ¿Qué hago?

    Tras varios años de estudio y mucho esfuerzo, me vino a la cabeza la gran pregunta: ¿Qué hago con mi vida sabiendo la situación que tenemos ahora mismo en el país?

    Entregué el proyecto en septiembre de 2011, o sea, en una época de crisis evidente, pero siempre con la esperanza de tener un golpe de suerte y encontrar un trabajo en España. Fueron aproximadamente seis meses los que estuve día a día mandando currículums a cientos y cientos de empresas españolas de ingeniería civil para solicitar un puesto de trabajo, siempre obteniendo la misma respuesta: NO. Y dando gracias a que algunas me respondieran, porque otras muchas ni siquiera eso… Pero claro, es normal… En esta época de crisis, ¿qué empresa española va a querer a un ingeniero sin experiencia? Para eso hacía falta algo que yo no tenía: un enchufe. Ese es el mejor método para conseguir un trabajo; pero como yo no lo tenía, tenía que seguir barajando opciones.

     

    ¿Máster o extranjero?

    Pensando mucho, me planteé dos opciones. La primera sería cursar un máster, y la segunda buscar trabajo en el extranjero. Son las dos opciones principales que se nos suelen venir a la cabeza a todos cuando acabamos. Me puse manos a la obra, y empecé a mover hilos, por lo que solicité la admisión en un máster de ingeniería geológica de la Universidad Complutense de Madrid, en el que creo recordar que sólo disponía de cuarenta plazas para toda España. ¿Cuál fue mi sorpresa? Que me admitieron en la primera convocatoria. Sin embargo, tras aceptarme, estuve pensando acerca del máster y para qué me serviría. Realmente, después de haber estado toda mi vida estudiando, lo que me apetecía era trabajar, poner en práctica todos los conocimientos que había adquirido durante la carrera, ganar un sueldo y ser independiente. No me apetecía pasar otros dos años más estudiando y viviendo de mis padres para tener otro papel para enmarcar y colgar en la pared de mi cuarto, por lo que decidí rechazar el máster y barajar la segunda opción: irme al extranjero.

    Dentro de la opción de buscar trabajo en el extranjero también contemplé dos opciones. La primera, y más cómoda, era la de buscar trabajo en un país hispanohablante en Latinoamérica. No tendría que dedicar tiempo a aprender ningún idioma, sin embargo los sueldos no serían tan altos como los de Centroeuropa. La segunda, y más difícil, era la de buscarlo en un país donde no se hablara español, por lo que habría que dedicarle tiempo de estudio a otro idioma, sin embargo, los sueldos serían mucho más altos. Digamos que consideré el estudiar un nuevo idioma durante unos meses como una inversión con beneficio a corto plazo. Por tanto, después de meditarlo, me decidí por irme a Alemania, aprender alemán, y más tarde buscar un trabajo allí.

    Estuve mirando varías vías para poder irme a Alemania sin tener que gastar mucho dinero. Existían cursos que te ofrecían alojamiento y clases diarias durante unos meses, pero claro, costaban un ojo de la cara, por lo que me gastaría más de mil o dos mil euros. ¿Qué idioma se aprende en dos meses, llegando un nivel suficiente como para poder trabajar? Ninguno. Por tanto decidí irme de Au Pair.

     

    Experiencia de Au-Slave Au-Pair

    Quizá haya algunas personas que no sepan lo que es ser Au Pair. Se supone que un Au Pair es una persona que vive con una familia durante una temporada, de forma que se sienta como uno más, participe en las actividades familiares, cuide a los niños y aprenda el idioma con ellos, a cambio de una pequeña cantidad de dinero al mes. Y digo “se supone” porque lo pintan todo muy bonito. En unas líneas más abajo explicaré por qué.

    Tras varias semanas buscando, por fin encontré una familia en Osnabrück, una ciudad al noroeste de Alemania. Estuvimos hablando por Skype durante varias semanas, conociéndonos, y estábamos muy interesados por ambas partes. Los padres eran ingenieros, yo era ingeniero, y además era una familia de músicos, y yo toco el saxo. Parecía una combinación perfecta. Así que, ¡vuelo comprado para principios de julio de 2012!

    Tras varias semanas de despedidas, llantos de familiares cercanos, etc., me presenté en Osnabrück, dispuesto a empezar una nueva vida y comerme el mundo. Mi objetivo era aprender alemán muy bien durante un año viviendo con esta familia, para después buscar un trabajo en esa tierra prometida que tanta fama tiene en España.

    El acuerdo con la familia era de vivir allí un año. Pues bien… Duré tres semanas. Lo pintan todo muy bonito. Y no soy el único caso. Ya conozco a cuatro personas más que no han conseguido durar más de un mes con una familia. Digamos que yo, personalmente, cambiaría la palabra Au Pair por Au-Slave. Te dicen que aprenderás mucho con los niños, que te sentirás integrado como uno más de la familia… Pero todo son eufemismos e intentar venderte la moto. Realmente estas familias lo que quieren es tener a una persona dentro de su casa para estar constantemente limpiando, quitando polvo, fregando, limpiando baños, haciendo la comida, estar pendientes de los niños, cuidándo el jardín, etc., por menos de trescientos euros al mes. Además, en el contrato dice claramente que no se trabajarán más de seis horas al día. Pues de eso nada. En algunos momentos había que soportar malas caras por parte de la madre porque estaba parado. En fin, tras una discusión bastante fuerte con la madre de la familia, decidimos que lo mejor era que yo me fuera de allí y que se buscaran a otro Au-Slave (perdón, Au Pair).

     

    En la calle

    Fue a partir de ese día cuando viví la peor semana de mi vida. Me encontré solo, en un país que no era el mío, sin hablar ni una pizca de alemán, y en cuestión de días en la calle, ya que la familia había reservado sus vacaciones con mucha antelación, y yo tenía que marchar de la casa. Sin embargo tenía algo clarísimo: no iba a tirar la toalla. No iba a volver a España sin haber conseguido la meta que me propuse. Tenía que seguir adelante pasara lo que pasara.

    Gracias a varios españoles de esa ciudad que conocí por Facebook, encontré un apartamento que alquilaban por semanas. Hasta la tarea más sencilla como es buscar un apartamento, se convierte en un suplicio cuando es en un idioma del que no tienes ni idea, y además, sin que la gente en Alemania hable inglés, otro mito que también nos meten en la cabeza, que los alemanes hablan muy bien inglés… Bueno, dejémoslo en los alemanes, menores de treinta años y con carrera universitaria.

    Más tarde, y nuevamente con ayuda de mis amigos españoles, me mudé a una residencia de estudiantes en la que me realquilaron una habitación por dos meses, y más tarde por fin, tras buscar una habitación por más tiempo, ya pude encontrar una en un piso compartido con alemanes por seis meses. Fue entonces cuando aprendí a valorar algo que siempre había tenido, pero que nunca me había dado cuenta del valor que tiene: un techo.

     

    En búsqueda de un trabajo

    Pues bien, el problema más grande ya estaba solucionado. Ahora venía el siguiente, que era encontrar un trabajo. Algo muy importante a tener en cuenta, y aunque parezca obvio, la gente no lo tiene en cuenta, es que si mandas tu currículum a una empresa alemana, el currículum tiene que estar escrito en alemán, no en inglés. Obtuve muchas respuestas de empresas pidiéndome que enviara el currículum en alemán. En principio, mis objetivos eran buscar un trabajo y aprender alemán, pero tenía que llevar los dos a la vez para adelante, porque para encontrar trabajo, me hacía falta aprender alemán, sin embargo, también podría tener un golpe de suerte, encontrar trabajo en inglés, e ir aprendiendo alemán en el trabajo poco a poco.

    A los pocos días de mandar mis primeros currículums, recibí un correo electrónico en el que una empresa quería hacerme una primera entrevista telefónica. Fue aquí cuando empecé a notar que en Alemania había más movimiento. Allí contestaban a los correos, mostraban interés por los ingenieros y nos valoraban. A pesar de no tener experiencia, ¡una empresa estaba interesada en mí! Pero, el problema fue, como no, el idioma. Buscaban a alguien que hablara alemán. Con solamente inglés no era suficiente. Pero a partir de ahí ya empezó esa motivación que en España estaba más que perdida.

     

    A aprender alemán intensivamente

    Fue entonces cuando decidí ponerme a fuego con el alemán. Lo hice de una forma autodidacta. No gasté dinero en academias; había algo mucho más barato y mejor: la calle. Busqué tándems por internet con los que quedaba para hablar en alemán y en español, me compré mis libros para aprender, y además, compartir piso con alemanes también ayudó bastante. Durante todos esos meses que viví en Osnabrück, casi todos los días fui buscando ofertas de empleo, y no sólo de ingeniero. Tampoco descarté cualquier trabajo temporal que pudiera ayudarme a mejorar el alemán. Dejé mi currículum en pizzerías, restaurantes españoles, academias de idiomas para enseñar español… pero sin mucha suerte. Tuve varias entrevistas en empresas de ingeniería civil, en inglés. Sin embargo, era siempre lo mismo: que necesitaba hablar alemán. Así que poco a poco, con mis libros, mis tándems, viendo la televisión, escuchando la radio, etc., fui aprendiendo. Un proceso muy lento, pero que cuando pasan varios meses, te das cuenta de que vas mejorando.

    Es curioso, y a la vez gracioso, cuando se oyen las típicas noticias de prensa que estoy harto de oír de: “Alemania necesitará 15.000 ingenieros durante los próximos años.” No creo que les haga tanta falta cuando anteponen el obstáculo del idioma ante cualquier necesidad de personal cualificado.

     

    ¿Por qué no ampliar fronteras?

    Tras siete meses obteniendo respuestas negativas de todas las empresas, empecé a desesperarme bastante. Ya eran siete meses buscando, sin ninguna respuesta positiva, por lo que decidí ampliar las fronteras. Si ya estaba aprendiendo alemán, ¿por qué no probar en Suiza y en Austria que también hablan alemán? Así que me puse a buscar empresas de ingeniería civil en Suiza y Austria. A las dos semanas obtuve una respuesta positiva. Una empresa suiza estaba interesada en mí y querían hacerme una entrevista. Dos días más tarde, también recibí otra respuesta positiva de una empresa de Múnich, que también me querían entrevistar. Así que me planifiqué dos fechas próximas para hacer las dos entrevistas.

    Lo más gracioso de la empresa de Múnich fue, que te hicieran recorrerte setecientos kilómetros para ir a la entrevista, y que te pregunten que qué experiencia tienes, cuando en tu currículum pone claramente que no tienes experiencia porque eres recién licenciado… Eso demuestra que se leen muy bien los currículums antes de hacer las entrevistas de trabajo. En fin… Sin embargo, la entrevista en Suiza fue muy bien. Fue una entrevista medio en inglés medio en alemán; pude defenderme con el alemán que había aprendido en esos meses.

     

    ¡Por fin llegó la respuesta esperada! Destino: ¡Suiza!

    Dos días después de hacer la entrevista recibí el mejor correo electrónico que he recibido jamás: ¡el puesto de trabajo era mío! Así que, nuevamente, giro de ciento ochenta grados. Otra vez cambio de país, de amigos, de vida… A pesar de ser una gran noticia, a la vez sentí algo de pena. Tenía que despedirme de los amigos que había hecho allí, de mis compañeros de piso, de la ciudad… Así que vuelta a España para pasar unas semanas con mi familia, y a principios de abril, rumbo a Suiza.

    Quitando esas primeras semanas que fueron horribles, me atrevo a decir que esos aproximadamente ocho meses en Alemania han sido los mejores de mi vida, y fueron para mí como una experiencia Erasmus, sólo que sin recibir beca.

    Tras muchos meses de esfuerzo, al final conseguí lo que me propuse. En verdad, mi primer objetivo de encontrar un trabajo en Alemania no lo conseguí, pero conseguí algo mejor, un trabajo en Suiza. Aquí el nivel de vida y los sueldos son bastante más altos que en Alemania, e incluso la relación sueldos – nivel de vida, es más alta. No sé exactamente el tiempo que estaré en la empresa, si serán meses o años, pero la verdad es que ya no me preocupa como antes. Antes no tenía experiencia y no podía hablar alemán. Ahora estoy aprendiendo cada día más, voy adquiriendo experiencia porque me han dado la oportunidad, y cada día hablo mejor alemán. Con eso, y siendo ingeniero, es difícil quedarse sin trabajo en un país cuya tasa de desempleo es menor al tres por ciento.

     

     

    Esta es mi historia. Ahora os toca pensar a vosotros. ¿Qué merece más la pena? ¿Hacer un máster y buscar trabajo en España, o buscarlo en el extranjero? Eso es decisión vuestra. Valorad ventajas e inconvenientes y decidid.

    Y nunca dejéis de soñar.

     


    Javier Bueno Casado

    Javier Bueno Casado

    About

    Javier Bueno Casado es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Granada. Trabaja en Suiza como calculista de puentes y estructuras

    36 Responses to ¿ESTUDIAR UN MÁSTER O SALIR AL EXTRANJERO? ALEMANIA: LA TIERRA PROMETIDA NO TAN PROMETIDA

    1. Carlos G.
      Septiembre 8, 2013 at 10:06 am

      Muy interesante el artículo y gracias por compartir tu experiencia. Yo también estoy pensando en marcharme fuera pero lo que está claro que quien no se la juega no gana, y en tu caso después de meses de lucha al final has salido adelante. Le has echado narices y nada más que eso dice mucho de cómo afrontas la vida y que sin duda es tan valioso como 100 años de experiencia. Mucha suerte con tu nuevo trabajo y un abrazo!

    2. Fermin
      Septiembre 8, 2013 at 8:51 pm

      Buenas Javier,

      gracias por el articulo publicado. Existen varios puntos de los cuales me reconozco que los he pasado y otros donde estoy ahora.
      Viel Erfolg und ich drücke dich eine Daume.

    3. Javier Bueno Casado
      Javier Bueno Casado
      Septiembre 10, 2013 at 3:42 pm

      Muchas gracias Carlos y Fermín!

    4. José David PdR
      Septiembre 23, 2013 at 7:26 pm

      Hola Javier,

      gracias por compartir tu experiencia. Estoy en el último año de carrera, también por la Universidad de Granada, y esto me abre la visión sobre lo que me puedo encontrar cuando termine.
      Una pregunta Javier, ¿cómo ven a los ingenieros españoles en el extranjero, o sea, nuestro título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos lo reconocen como cualquier otro de Ingeniería Civil por otra universidad europea?

      Gracias y un saludo.

    5. Javier Bueno Casado
      Javier Bueno Casado
      Septiembre 24, 2013 at 3:44 pm

      Hola José David,

      pues depende de la suerte que tengas. Cuando estuve echando currículums, había empresas que me decían que no podían aceptar mi título sin una convalidación oficial, y había otras que con tan sólo el suplemento europeo al título les era suficiente. El suplemento europeo es como una especie de título adicional que puedes solicitar cuando acabes la carrera (y recomiendo pedirlo), en el que se detallan todos los detalles de la carrera, número de horas, asignaturas, notas, etc, en inglés y en español, de tal forma que en otros países puedan entenderlo. En mi caso, presenté mi título de ingeniero escaneado, mi suplemento europeo y un certificado del CICCP que pedí en alemán donde explicaba que el título de Ingeniero de Caminos Canales y Puertos (5 años) equivale a un máster en Europa. En la mayoría de los países de Europa, se cursa la carrera (Bachelor) que son 3 años, y un máster que son 2 más. De ahí la equivalencia. No sé si tú eres Bolonia o preBolonia. En el caso de ser ingeniero civil no tendrías esa dificultad.

      Un saludo.

      • José David PdR
        Septiembre 25, 2013 at 10:15 pm

        De acuerdo Javier.
        Me ha quedado claro. Gracias por esa información, me será necesaria al ser del plan 2002.

        Saludos.

    6. Rafael Guerrero
      Octubre 10, 2013 at 6:28 pm

      Buenas Javier,

      Me alegro que al final te saliera todo bien, tras tanto esfuerzo lo tienes mas que merecido. Se que es algo mas personal pero podrias indicar las condiciones de trabajo que tienes,como sueldo, horarios, responsablidad, etc…. ya que seria interesante conocer como esta la situacion en suiza ya que he escuchado hablar mucho sobre este pais pero aun asi la gente sigue marchando a alemania.

      Muchas gracias y espero que te vaya todo genial.

    7. Javier Bueno Casado
      Javier Bueno Casado
      Octubre 10, 2013 at 6:36 pm

      Hola Rafael, muchas gracias. Estoy pendiente de publicar un artículo en el que contaré todo lo que me dices. Dentro de unas semanas lo subiré. 😉

    8. Julio
      Octubre 26, 2013 at 9:41 am

      Gran articulo Javi,a mi personalmente me has abierto una nueva perspectiva de lo que tanto anuncia la television de “Alemania necesita ingenieros españoles”.
      Espero poder seguir leyendo tus articulos y aprovechando tus experiencias.

      Gracias,nos ayudas mucho

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:12 am

        Muchas gracias Julio!

    9. Cristina
      Octubre 30, 2013 at 9:07 am

      Hola Javier,
      gracias por tu artículo. Es de gran utilidad y explicas perfectamente la situación real a la que nos enfrentamos por estas tierras. Al igual que tu, soy iccp y tomé la misma decisión hace ya casi un año. Con la única diferencia de que mi experiencia como Au-Pair por suerte no está siendo tan mala. Desde el Lago Constanza (Bodensee) donde vivo, afronto ahora, (espero) con suficiente nivel de alemán y el siempre comodín del inglés, la búsqueda de trabajo como ingeniera en Alemania y/o Suiza. Sé que no es fácil pero saber que otros lo han conseguido anima enormemente a no dejar de luchar hasta alcanzar los objetivos.
      ¡Enhorabuena y mucha suerte!

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:12 am

        Me alegro de que te haya ido mejor que a mí! Aunque si a mí me hubiera ido bien, quizá ahora no habría conseguido lo que he conseguido 😉

    10. nelson mr
      Diciembre 13, 2013 at 4:31 pm

      Gracias por la narrativa de toda la experiencia vivida para al final haber conseguido un buen trabajo en Suiza. Es algo que nos inspira a muchos a salir fuera de nuestro país natal y buscar nuevas y mejores oportunidades. Saludos desde Perú.

    11. sara
      Diciembre 20, 2013 at 7:51 pm

      Hola javier soy sara no se si me recordaras fui la semana pasada tu compi de tren jejej bueno que me ha gustado leer tu historia y nada decirte que disfrutes de esta etapa en suiza y k aprovexes todo al maximoy por supuesto tu vacaciones de navidad en espaNa un beso y que me alegra haberte conocido y bueno de tu esperiencia podemos aprender otros un saludo.
      P.D. espero k todo saliera bien el sabado jeje

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:14 am

        Hola Sara! Qué alegría me da leerte, después de más de un año. Acabo de ver tu comentario. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado mi historia. PD: todo salió según lo previsto 😉

    12. Sandra
      Abril 1, 2014 at 10:08 pm

      Hola Javier, mil gracias por compartir tu experiencia. Motivas bastante, saludos y espero que te vaya súper.

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:19 am

        De nada Sandra 😉

    13. Mayo 13, 2014 at 7:44 pm

      Hola Javier,

      Muy de acuerdo contigo con el planteamiento y sí que es cierto que lo de los 15000 ingenieros parece más una demostración de poderío alemán a modo de golpe de pecho que otra cosa. También tengo amigos allí y no fue hasta que dominaron el idioma que encontraron un trabajo de “lo suyo”.

      Mucha suerte con tu aventura.

      Saludos,
      Jon

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:21 am

        El idioma es muy importante para nuestro sector. Muchas gracias Jon. Saludos.

    14. andrea
      Mayo 17, 2014 at 8:03 pm

      Hola, encontre tu historia por pura casualidad y me parecio genial. Tu perseverancia a no rendirte es de admirar y aunque no fue en Alemania si fue en Suiza. Yo quiero irme a europa a estudiar mi master, ya he ido varias veces una por una temporada larga otra por vacaciones. Estoy en busqueda de universidad y leer esto me anima a no desistir y seguir mi sueño de formarme en una universidad en UK. Saludos desde Colombia.

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:19 am

        Muchas gracias Andrea. Saludos.

    15. youness
      Junio 23, 2014 at 10:22 am

      Hola javier
      gracias de compartir sus experiencia con nosotros de verdad es muy interesante, es lo mismo que me ha pasado a mi cuando me fue a alemania en berlin, pero no he podido tener suerte de terminar luchar aprender la idioma como usted, pero ya cuando he leido su articulo me ha entrado gana de volver ententarlo,en los proximos meses, luchador
      un saludo desde marruecos

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:17 am

        Nunca hay que tirar la toalla! 😉

    16. javu
      Agosto 21, 2014 at 8:33 pm

      Y de donde sacaste el dinero para estar ocho meses sin currar? Pues eso… no lo puede hacer todo el mundo.

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:16 am

        De haber trabajado en la recolecta de la aceituna en Jaén durante los meses de antes, y una pequeña ayuda de mis padres 😉

    17. Raul
      Agosto 30, 2014 at 2:44 pm

      La verdad es que me alegro mucho de que tu vida se haya encaminado de esa forma y en un pais que tanto admiro, por su calidad de vida y su respeto a la convivencia en la civilazacion. El punto a aclarar en tu historia es que las experiencia no son replicables, es decir, ahora mismo los ingenieros recien titulados no podran vivir algo parecido a tu viviencia, pues ahora somos graduados en GRADO y no lincensiados, es decir, ahora supuestamente tenemos el mismo valor que un ingeniero tecnico y no uno superior como fuiste tu. La posibilidad de encontrar trabajo sin hacer un MASTER para los que tienen grado es muy muy reducida.¿Es asi o crees que puedes dar un punto de opinion diferente constructuvi motivador y esperanzador?

      Muchas gracias por compartir tu historia, espero tu respuesta, un saludo.

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:17 am

        Muchas gracias Raul. El problema de las convalidaciones acaba de ser resuelto por el Ministerio de Educación. Ya somos Máster! Saludos.

    18. david russo
      Septiembre 6, 2014 at 10:40 pm

      Hola, soy de mexico,estudio ing. Civil en el estado de Oaxaca gracias por compartir tu experiencia, creo que al igual que a mi a muchas personas mas nos motivara para no tirar la toalla y seguir adelante a pesar de cualquier obstaculo.

      • Javier Bueno Casado
        Javier Bueno Casado
        Mayo 14, 2015 at 9:18 am

        😉

    19. Antuanett
      Agosto 7, 2015 at 6:06 pm

      Excelente artículo Javier. Me he sentido muy identificada con algunas cosas que has dicho, es muy difícil dejarlo todo y empezar de cero. Me alegro mucho por ti. Te deseo que tengas más éxitos!!

      Pd: a mi también se me cayó el mito de que todos los alemanes hablan inglés.

    20. Claudia
      Agosto 11, 2015 at 8:26 am

      Después de leer tu artículo, quiero felicitarte fuiste valiente y aguerrido, vivo en Austria y la gentes aquí casi son iguales, espero Que tengas muchos éxitos en ese trabajo.

    21. horacio
      Octubre 18, 2015 at 2:03 am

      realmente un articulo muy interesante y de gran valor para algunos de nosotros que estamos dispuestos a buscar nuevas oportunidades, soy boliviano y tambien estudio ingenieria civil me gustaria migrar para alla al concluir la carrera sin embargo algunas dudas me invaden al pertenecer a otro continente esta claro que el idioma es una de las barreras mas importantes pero dejando de lado ese punto y suponiendo que pudiera ir alla con los conocimientos del mismo sumado a mi ingles que es fluido, la pregunta del millon es que tan buenas son las oportunidades para los profesionales latinos por alla en cuanto a lo academico y por otro lado que tan buenos son los salarios? en mi pais un ing civil recien egresado percibe unos 550 $ con ese salario aqui puedes rentar un piso decente 250$ gastos de alimentacion 150$ y bueno los restantes 150 ya los distribuyes aunque algo ajustado seria bueno que pudieras ayudarnos con esos datos.
      un abrazo y mucha suerte

    22. Michel
      Noviembre 8, 2015 at 3:19 am

      Que motivadora historia me alegro por ti y espero que tengas mucho éxito, gracias por compartir.

    23. nelson
      Diciembre 16, 2015 at 3:01 am

      gracias por compartir tu experiencia

    24. Eric
      Marzo 14, 2016 at 9:16 am

      Felicidades por alcanzar tu sueño encontrando apoyo y con él un puesto de trabajo aunque haya tenido que ser fuera de España. Como tú soy ingeniero de caminos por la Universitat Pol.de València, y tu planteamiento viene siendo como leer mi día a día desde el pasado verano final de licenciatura. Mayoritariamente no recibo respuesta de empresas a mis Cv, y si alguna lo hace es por respuesta automática. No sé alemán sí inglés y algo el francés. Cualquier sugerencia o recomendación sreá bien recibida, no tengo inconvenientoeen desplazarme a cualquier lugar por motivos laborales. Saludos. Eric

    25. Juan Laurente
      Octubre 5, 2016 at 3:53 pm

      Javier , cada Paso que has dado para conseguir lo que querias, realmente lo valio e inspira enormemente a todos. Yo estoy en el dilema de si quedarme en mi pais en un buen trabajo que tengo Gracias a Dios..o irme a estudiar una Maestria en alemania e intentar trabajar despues…

      Con tu historia has creado un panorama general de lo que podria pasar ..y que no es facil el Camino. Gracias saludos desde Perú

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *