• Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo

    by  • febrero 13, 2017 • ENCONTRAR TRABAJO, ESTADOS UNIDOS, FORMACION, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 0 Comments

    “Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo”

                                                                                                                                                                      Ludwig Van Beethoven

    Aprovecho para dar las gracias en este post por invitarme a participar.

    En el año 2016 he tenido la oportunidad de seguir formándome como persona, arriesgarme dando un paso adelante en mi carrera y apostar por una relación.

    Quiero pensar que la vida es un libro y que los capítulos los vamos escribiendo en base a las decisiones que tomamos. A finales del año 2015 tomé la decisión de dar un giro en mi vida. Este cambio ha supuesto un esfuerzo personal y económico pero, a día de hoy, puedo decir que ha merecido la pena. Los típicos dichos que oímos como “quien no arriesga no gana”, “todo esfuerzo tiene su recompensa” o “para triunfar tienes que rodearte de gente más inteligente que tú”, son todos ciertos, tal y como he experimentado.

    Tras graduarme como Ingeniera Industrial en España, terminar mi proyecto fin de carrera en Suecia, durante el programa Erasmus, y trabajar durante dos años en consultoría, decidí que era el momento perfecto para dar un salto en mi carrera. Puede parecer que soy un poco inquieta y, sinceramente, lo soy; nunca puedo parar de buscar nuevos metas que me desafíen.

    Tras graduarme, no sabía qué era lo que realmente me gustaba. Sin embargo,  durante los dos años de consultoría, aprendí que lo que me apasiona  y por lo tanto marcaba mi especialización era  “Supply Chain” (Cadena de suministro). Para aquellos que no estén familiarizados con el concepto, la “Supply Chain” está presente en cualquier empresa e industria. A través de una efectiva gestión de la cadena de suministro, cualquiera de nosotros como consumidores tenemos a nuestro alcance cualquier producto. A día de hoy es un área de interés para las empresas pero la mayor parte de los trabajadores solo tienen aún una idea vaga acerca de este concepto. Supuse que un área en auge,  y en la que hay un general desconocimiento, era la oportunidad perfecta para desarrollarme.

    A principios de enero me trasladé a West Lafayette, IN, una pequeña localidad de aproximadamente 40.000 habitantes, cerca de Chicago. Allí comencé mis estudios en Krannert School of Management, Purdue University. Algunos se preguntarán: ¿Por qué decidí irme a Indiana? ¿Hay algo de interés en Indiana?

    Tengo que decir que trasladarme de una gran ciudad como Madrid a West Lafayette no fue fácil porque no forma parte del sueño de cualquier estudiante que se traslada a EE. UU., existiendo otras opciones más espectaculares como vivir entre rascacielos, grandes avenidas, etc. Sin embargo, en esta pequeña ciudad se encuentra una de las universidades más prestigiosas de EE. UU. en Operaciones y “Supply Chain” y, por tanto, el lugar ideal para aprender. El programa, Global Supply Chain Management, se inauguró hace tan solo tres años y en este período de tiempo compite con universidades históricas de la IVY League (Brown University, Cornell University, Dartmouth College, the University of Pennsylvania, etc.) en gran parte por su profesorado.

    Tuve la oportunidad de conocer la universidad unos meses antes de mi admisión mientras visitaba a mi novio en Chicago.

    Purdue University es lo que todo estudiante espera de un Campus americano. Una zona en medio de la nada donde los estudiantes se aíslan de cualquier caos de la ciudad y pueden disfrutar de las famosas fraternidades americanas repletas de estudiantes jugando a rugby, túneles que conectan edificios, especialmente útiles en invierno y cuando hay tornados, típicas tiendas donde puedes equiparte con todo el atuendo universitario, estadios de fútbol americano, baloncesto, etc. Es una de las universidades que acoge a más estudiantes internacionales en EE. UU., especialmente de China e India y, como curiosidad, Neil Armstrong se graduó en esta universidad.

    Más allá del aprendizaje de culturas, me gustaría resaltar en este blog aquello que ha marcado mi estancia en la universidad y me ha cambiado como persona:

    • “Networking”: a día de hoy, el éxito como estudiante en cualquier escuela de negocio viene de la mano de la capacidad de “networking”. Y ¿qué es “networking”? Se describe como la habilidad de relacionarte, hablar, escuchar a profesionales de diferentes sectores. Es la perfecta ocasión para introducirte en una industria o en el mercado. Parece un concepto fácil de aplicar, sin embargo, la falta de práctica, confianza o escucha hacen de esta oportunidad algo complicado para muchos estudiantes. Durante mi año como estudiante en Purdue, asistí a más de 10 conferencias acerca de este tema y tenía continuamente sesiones de “networking”: desayunos los martes, “Social Hour” los miércoles, conferencias todas las noches, ferias de empleo, etc. Para mí estas sesiones han supuesto una manera de introducir mi perfil en las empresas, hablar en público, conocer nuevas culturas, intereses… Hasta ahora mi desarrollo en la universidad había estado más focalizado en adquirir conocimiento técnicos (Politécnica, España) y en aprender a trabajar en equipo (KTH, Suecia). Aprender a establecer relaciones era un paso más allá y que hasta ahora no había sido una prioridad.
    • Búsqueda de trabajo: buscar trabajo en EE. UU. es una de las tareas más complicadas para un extranjero. No es sólo difícil por el idioma y el cambio cultural; se complica cuando tienes que demostrar que tienes capacidades y conocimientos por encima de cualquier americano (población de 300 millones de habitantes). Las escuelas de negocio preparan grupos para ayudar a los alumnos a buscar trabajo pero, a día de hoy, puedo decir que el encontrar trabajo depende exclusivamente de uno mismo. Desde el primer día en la universidad éste fue mi objetivo y es a lo que más horas dediqué durante el año 2016: buscar un trabajo que me apasionase.

    • El reto de las ferias de empleo: durante mi año como estudiante he tenido que enfrentarme a más de 10 ferias de empleo como parte del proceso de búsqueda de trabajo. En estas ferias se pone en práctica el “Elevator pitch”, 1 minuto de presentación para introducirte como candidato en una empresa y conseguir captar la atención de RR. HH. Tan solo el 10% de los estudiantes consiguen captar la atención de RR. HH. y más de 10.000 personas acuden a estos eventos. Una de las ferias de empleo más conocidas en EE. UU. es la llamada National Black MBA (NBMBAA) que se celebró este año en New Orleans. Una peculiaridad de este tipo de eventos son las colas de más de 100 personas esperando para recitar su “Elevator pitch” a determinadas empresas. Puede dar la sensación de que es un ambiente competitivo donde todos los estudiantes optan por el mismo puesto. Supongo que depende de la persona, pero en mi caso, mientras pasaba horas esperando a hablar con RR. HH. tuve la oportunidad de conocer a otros estudiantes de otras escuelas con diferentes intereses, quienes me ofrecieron tranquilidad y de los que aprendí muchísimo. Mientras esperas en las colas te preguntas: ¿qué hago aquí?, ¿conseguiré trabajo?, ¿estoy perdiendo el tiempo? Y en estas ocasiones es cuando pones en valor qué quieres hacer realmente en el futuro y si estás siguiendo tus valores como persona. La mayoría de estudiantes llegan a un punto en el que buscan cualquier trabajo, pero se trata de mucho más, de buscar lo que yo llamo un “Perfect Match”: encajar perfectamente en la cultura de una empresa y que la empresa respete y encaje en tus valores como persona.

    • Krannert’s Folk: tuve la oportunidad de unirme al club de Net Impact como Vicepresidenta encargada de tesorería, así como al club Latino como Vicepresidenta encargada de Desarrollo Profesional. El hecho de ser miembro de ambos grupos supuso encontrar un apoyo en el resto de estudiantes. En el club Net Impact estreché relación con una de mis mejores amigas en Purdue, Garima. Ella es de India y, por tanto, ha crecido en una cultura diferente, de ella he aprendido muchísimo. Ella me ha enseñado a no tener vergüenza. Con ella he pasado muchísimas tardes discutiendo casos de negocio así como dando paseos alrededor de la universidad hablando de comida vegetariana (un alto porcentaje de la población india no comen carne), bodas (un alto porcentaje de mujeres de India contraen matrimonios concertados por sus familias); temas que sin esta experiencia, quizás nunca hubiese conocido o de los que jamás hubiese hablado antes. En el club latino encontré un grupo de personas que, a falta de españoles en Purdue, se convirtieron en mi familia. Recibí ayuda de ellos desde incluso antes de llegar a Purdue, en temas como elegir casa. Y nunca olvidaré la fiesta de despedida que me organizaron. Los latinos, a pesar de la distancia con España, poseen una cultura similar a los españoles y existen lazos que nos unen: cercanía para tratar determinados temas, pasión cuando nos expresamos, una gran lengua, etc.
    • Alumni: Ser antiguo alumno es un logro pero también una responsabilidad. Posiblemente, esto está mucho más arraigado en Estados Unidos en comparación con España. Como responsabilidad, los antiguos alumnos son los mejores representantes de la universidad en las empresas y en la sociedad.  El papel de los antiguos alumnos ha sido muy importante durante mi búsqueda de trabajo. Me puse en contacto con ellos para poder aprender de personas que hubiesen estado en mi situación. Gracias a ellos aprendí que las empresas buscan personalidades más que logros universitarios o un GPA (“Grade Point Average” o media del curso) espectacular.

    Para acabar este post me gustaría resaltar mis aprendizajes durante este año y que, en mi vida, intentaré aplicar.

    Siempre debemos mantener nuestra capacidad de sorprendernos. Cuando vivía en Suecia pensaba que estaba en un país donde el choque cultural era inmenso. Sin embargo, ese cambio cultural fue mínimo en comparación con la experiencia vivida en EE. UU. Como ciudadanos del mundo no debemos dejar de buscar retos y sorprendernos.

    Ser español en el extranjero supone una oportunidad para demostrar lo que valemos y hasta donde podemos llegar pero también una oportunidad para ser generosos con otros españoles. Somos una vía de ayuda para cualquier otra persona nueva en el extranjero.

    Mi aprendizaje no hubiese sido posible sin el apoyo de la gente de mi alrededor. En especial quiero agradecérselo a mi familia, Luis “Tito” y Chicas T1.  En todos los logros obtenidos en el 2016, vosotros habéis tenido un papel muy importante y me siento orgullosa de que forméis parte de mi vida.

    Con muchísima ilusión abro el nuevo capítulo de mi libro personal.

    Laura Jurado Lara

    About

    Laura Jurado Lara es Ingeniera Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid. Master's degree, Engineering/Industrial Management por el KTH Royal Institute of Technology. Actualmente es MS Global Supply Chain Management Candidate en la Purdue University - Krannert School of Management.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *