• La experiencia de usuario de un Ingeniero de Caminos

    by  • diciembre 17, 2017 • CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, INGENIERIA CIVIL, INGENIERIA DE CAMINOS, INVESTIGACIÓN, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 0 Comments

    3 min lectura

    Puede parecer extraño, pero me resulta mucho más fácil hablar en público que escribir una entrada de blog o artículo. La presentación en público es algo pasajero, mientras un artículo es algo que se queda ahí, es una foto fija que perdura en el tiempo. Pero, no queda otra que empezar, y creo que lo mejor es presentándome. Me llamo José David Fernández, soy Ingeniero Técnico de Obras Públicas por la Universidad de Burgos, Ingeniero de Caminos por la Universidad Alfonso X “El Sabio” y también tengo un MBA por el Instituto de Empresa.

    A día de hoy soy socio de dos proyectos tecnológicos apasionantes. Uno se llama Trekkapp, y lo que hacemos es facilitar la vida a los turistas a través de su teléfono móvil. El otro se llama Síbox, y aunque es una empresa, tiene un fuerte componente social, y es que queremos dar voz a esos millones de pequeños negocios que en la era de internet se están quedando fuera del mercado online.

    Presentación de Síbox en European Business Angels Network, Munich

    Pero hasta llegar aquí he pasado diferentes etapas. Terminé mis estudios de Obras Públicas en pleno “boom” de la construcción, y aproveché una oportunidad que me surgió para irme a vivir a Barcelona, era una época la que el trabajo no faltaba y las expectativas era muy buenas. Eso me motivó para estudiar Ingeniería de Caminos, quería mejorar profesionalmente y esto me lo facilitaría.  Una vez terminados los estudios y presentado mi proyecto, me encontré con una crisis que ya estaba empezando a hacer de las suyas. Personalmente tuve mucha suerte, encontré trabajo nada más terminar y además me embarqué en un sector que no era muy familiar en aquella época para los Ingenieros Civiles, la construcción industrial. Recuerdo mi primera reunión con los compañeros de construcción de una planta con mucho cariño, ya que fue especialmente chocante para mí los puntos de vista que tenían los demás, y es que en aquella reunión había especialistas en áreas como química, electricidad, “tuberos”, matemáticas o física y yo me preguntaba “¿Qué hacen estos construyendo una planta?”. Al final, estoy seguro que ellos me enseñaron mucho más a mí que yo a ellos de construcción. Esto me hizo abrir mucho la mirada.

    Quebec durante el invierno en estado puro, Canadá

    Estuve desarrollando proyectos de plantas industriales por varios lugares de la geografía española, y un día me surgió la oportunidad de irme expatriado a Canadá, no lo dudé y me fui, menuda pedazo de experiencia, ¡que cantidad de nieve!

    De Canadá salí un viernes por la tarde, y ese mismo domingo estaba aterrizando en Caracas después de pasar por casa para cambiar la ropa de invierno de Canadá, por ropa para irme a vivir al Caribe. El proyecto de Venezuela era muy bonito, por ubicación y singularidad.

    Me pasé varios años expatriado entre estos dos países, y si algo puedo decir es que la vida de expatriado marca, y marca a todo el mundo. Siempre hay un antes y un después a una decisión como esta. Personalmente me ha ayudado a ver las cosas con diferentes perspectivas, he aprendido a relativizar las cosas y diferenciar lo importante de lo accesorio.

    Atardecer en el Parque Natural de Mochima, Venezuela

    Cuando salí de Venezuela, me puse a estudiar mi MBA, dudé mucho entre hacerlo en España o hacerlo en el extranjero y finalmente me decanté por España. Después de tantos años fuera me apetecía pasar un tiempo en casa y la calidad de la formación en Management y alta dirección es tan buena la nacional como la extranjera.

    Estudiar el MBA me abrió puertas y si cabe más la cabeza, había un mundo diferente por descubrir fuera de la construcción, es más, la construcción representa menos de 1% de ese mundo global y así es como llegué a donde contaba al comienzo del relato, a formar parte de dos proyectos del sector TIC.

    En mis reuniones ahora no se habla de hormigonados, tolerancias o de las condiciones de transporte. Se habla de lenguajes de programación, SDKs, APIs o algoritmos. Pero si os digo la verdad, tampoco hay tanta diferencia entre construir una carretera y construir un software, son fases y procesos y para hacer ambas se necesita planificación y organización.

    Algún lugar “perdido” del Caribe.

    Aunque actualmente no desarrolle mi carrera profesional dentro de la ingeniería civil, sigo muy pendiente de ella, me gusta ver por donde avanza e innova, y porque estoy seguro que un día el cuerpo me pedirá volver, y cuando llegue quiero estar preparado. Por último, quiero aprovechar este foro para animar a tod@s l@s que tengáis una oportunidad de realizar algún proyecto en el extranjero que lo aceptéis, no os vais a arrepentir, y también animar a l@s que tengáis alguna duda con cambiar de sector, no tengáis miedo, al final todos somos humanos.

     

    José David Fernández

    About

    José David Fernández es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Alfonso X El Sabio. MBA por la IE Business School. Fundador de Síbox y de Trekkapp. Y siempre está aprendiendo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *