• LA GRANDE BELLEZZA

    by  • abril 21, 2014 • FORMACION, ITALIA, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES, Uncategorized, UNIVERSIDAD • 4 Comments

    4 min lectura

    Las cosas van y vienen y la Semana Santa no va a ser menos, hoy ha llegado la Pasquetta. Esta festividad italiana, al igual que otros muchos eventos de este país, es celebrada con mayor o menor intensidad en función de cómo, dónde y con quien nos encontremos. Los matices a los días se los damos nosotros y así los recibimos, sin embargo hay algo que seguro tendrán en común todos los italianos y aquellos que hemos sido invitados a pasar una parte de nuestra vida con ellos, un común que no es más que tener la posibilidad de disfrutar de un día de reunión en torno a una buena mesa, un buen vaso de vino, una deliciosa pasta y por encima de todo la compañía de tu familia que son amigos, ya que esos amigos se han convertido en familia.

    Llevo más de un año viviendo y trabajando en este país y creo llegado el momento de hacer una reflexión en voz alta de lo que significa vivir y trabajar con nuestros vecinos del Mediterráneo. Es evidentemente esta una reflexión personal, os cuento mi experiencia por si alguno de vosotros está interesado en Italia como posible destino de sus vidas. No voy a daros claves que os abran los ojos ni voy a dar respuesta a la mayoría de vuestras preguntas ya que cada uno de vosotros es un mundo y el camino es vuestro. Si voy a hacer un repaso a lo que me he encontrado por si en algún momento os anima a visitarnos.

    Piazza San Carlo, Torino

    Piazza San Carlo, Torino

    De las calles, las gentes y los aromas…

    Llegué a Turín, ciudad del Piamonte, un mes de enero. Cuando llegas al norte de Italia  sientes el frio, oyes la lluvia y casi puedes ver el gris de las calles. Al igual que cuando llegas a muchas otras partes de Europa te sientes inmerso y fascinado por una ciudad que no conoces, una ciudad y una tierra llena de historia y costumbres desconocidas que al principio la hacen distante y ajena. Y en ese preciso momento es cuando empieza tu periodo, tu experiencia. Es en ese instante cuando realmente empiezas a vivir algo que te definirá.

    La historia y la arquitectura lo inundan todo, vayas donde vayas te encuentras rincones llenos de historias. A poco que tengas un poco de interés por la cultura y las artes este país es capaz de ofrecerte casi de todo. Ese abanico de posibilidades se siente en las calles, en la gente, en los ritmos. Hay verdadero culto a la belleza, esta gente sabe cuidar de todo aquello que hace la vida más agradable. En esto tenemos mucho que aprender de ellos, el amor que procesan a su historia y costumbres hacen que el país se sitúe en el centro de los lugares del mundo donde querrías ver pasar el tiempo.

    Y su comida y sus gentes, y todo mezclado. Porque la pasta fresca huele a harina húmeda cuando ha cocido 2 minutos. Porque un ajo o una hoja de albahaca pueden ser suficientes. Porque no hay mesa sin sobremesa ni sobremesa sin amigos. Porque lo mejor que he encontrado en esta tierra son sus gentes. La palabra hospitalidad está íntimamente asociada a esta forma de vida. Te reciben en su mesa y en sus casas, te ponen en el centro de su vida y eso te relaja, eso te llena. Porque son muy respetuosos y convierten la educación en un arte. Todo esto se agradece mucho cuando estás fuera de casa. Todo esto te hace crear raíces de las buenas. Todo esto son motivos para tener motivos.

    Del trabajo y los estudios…

    Tal y como comentaba antes cada uno de nosotros tenemos que determinar la forma de llegar a los sitios. Las opciones laborales o de estudios son muy amplias en función de las circunstancias individuales que tengamos.

    En mi caso llegué con trabajo a través de una empresa española, esto facilita muchísimo la vida cuando se tienen experiencias internacionales. Sin entrar en demasiados detalles si puedo afirmar que las opciones laborales en el norte de Italia son prometedoras en distintos sectores. Es una región muy industrializada y el tejido empresarial está muy consolidado. Tengo que destacar que el nivel de las empresas y las posibilidades de desarrollo profesional que ofrecen son muy altos. Desde la industria energética convencional a las nuevas fuentes de energía, desde la industria automovilística a la industria de las TIC el abanico es muy amplio. El sector de la construcción tiene un nivel normal de inversión para un país de zona euro pero lo importante es tener claro y estar abierto a trabajar en aquello que nos interese o simplemente en aquello que surja. La formación estructura nuestra mente y son muchas las cosas que se pueden aportar en sectores que a priori pueden parecer ajenos a una determinada formación específica.

    La oferta universitaria es muy atractiva y variada. Se puede dar un paseo universitario en centros como el Politecnico di Torino (http://www.polito.it/), el Politecnico di Milano (http://www.polimi.it/) o la Universita di Roma (http://www.uniroma1.it/). Las opciones o intereses los debéis marcar e ir investigando poco a poco a través de la red y contactando con los distintos centros. Aun así me ofrezco personalmente a ayudar a todos aquellos que estéis verdaderamente interesados en alguna iniciativa de estudios en Italia. Si tenéis alguna inquietud o cuestión os ruego que me la transmitáis e intentaré colaborar lo mejor posible dentro de mis posibilidades.

    Toscana

    Todo esto es un poco de Italia y sus gentes, todo esto forma parte de una opción vital que al menos a mí me está aportando todos aquellas pequeñas cosas que hacen que la vida pase de forma agradable, todo esto es un poco… La grande Bellezza.

    Jose Aguilar Medina

    About

    Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Granada. Máster MBA y estudiante de economía. Actualmente trabaja en Acciona Producciones y Diseño.

    4 Responses to LA GRANDE BELLEZZA

    1. Iván Barea Palma
      abril 21, 2014 at 2:25 pm

      Hola, un amigo de la infancia al que siempre recuerdo con cariño. Gracias por hacer de nuestra tierra vecina ( Italia ) una tierra mas cercana, contandonos tu experiencia tanto en lo profesional como en lo personal.

      Enhorabuena por La Grande Bella…!!!

      Un abrazo amigo,

    2. Maria Castillo
      abril 21, 2014 at 5:44 pm

      Y para los que tienen el placer de ir visitarte es un lujo descubrir más a fondo la tierra italiana disfrutando de su gastronomía y de los rincones más ocultos no tan turísticos y no por eso menos bellos..

    3. Alberto Menchon
      abril 22, 2014 at 2:47 pm

      Me alegro te vaya tan bien y te sientas agusto en aquellas tierras. Un abrazo

    4. Paz
      septiembre 19, 2014 at 8:23 pm

      Belle parole e sentimenti…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *