caminahora

LA INICIATIVA EN PROYECTOS Y EL TEATRO, SIMILARIDADES Y PRIMERAS LECCIONES APRENDIDAS

Hola caminantes, soy Jaime Pérez-Benavides Acuña. Escribo este post para contaros lo que estoy aprendiendo en mis primeros pasos como «persona con iniciativa que propone proyectos». Lo relaciono al mundo del teatro, en el que hago mis pinitos como improvisador. Me parece que tiene mucha relación,

Aprendizaje: “Quien propone organiza, coordina y distribuye”. Es una falta de responsabilidad proponer y no llevar adelante la iniciativa ya que la misma se queda a mitad de camino, sin profundizar y por lo tanto los demás colaboradores no saben qué están haciendo ni por qué.

Relación con improvisación: Cuando sales a escena con una propuesta y tus compañeros te siguen eres tú quien tiene la responsabilidad de llevarla adelante, al menos en el comienzo, porque eres el único que sabe a dónde va y por qué se está haciendo.

Aprendizaje: “A veces el último detalle es tan importante como todo el proceso”. Si tu trabajo se evalúa por una acción concreta como por la entrega de un documento, de nada sirve que colabores con el mejor equipo y que hayáis trabajado intensamente juntos si no sabéis ejecutar ese documento al nivel que se espera de vosotros en esa acción concreta.

Relación con la improvisación: La importancia de los eventos. Una obra de teatro se estructura en 1.presentación, 2.conflicto, 3. solución y 4. final. Aunque todo es importante, una improvisación mal cerrada no es una buena improvisación, lo mismo sucede con los proyectos en los que se evalúa el trabajo de un equipo de meses en una acción concreta, una entrega. Hay que darle mucha importancia a ese cierre, preparándolo cómo el cocinero cuando presenta su plato estrella.

Aprendizaje: “Si no estás a la altura de llegar al nivel necesario para conquistar un objetivo es mejor que no comiences ese camino”. Para conseguir dar el nivel primero hay que conocer ese nivel, después reconocer si el equipo tendrá recursos para llegar a ese nivel en el tiempo disponible y por último comunicarse distribuyendo el trabajo para coordinar la consecución del objetivo a tiempo y en condiciones previamente fijadas.

Relación con la improvisación: Dependiendo de quien sea tu público (niños o mayores) , del tipo de cultura y día a día que tengan, del día, de la hora que sea…tienes que adaptar tu puesta en escena. Es muy necesario conocer qué se espera de nosotros el día y la hora que vamos a ser evaluados ya sea en un proyecto, en un examen o en una entrevista de trabajo para organizarse y conseguir el objetivo. Teniendo clara esa información, podrás compartirla con tus colaboradores y distribuir el trabajo para llegar en las mejores condiciones. De lo contrario es mejor no comenzar.

Espero que te sirva. Es importante reconocer que no se nace sabiendo, pero que se aprende haciendo.

Learn by doing!

 

 

Equipo impulsor

Equipo impulsor

El equipo impulsor de caminahora está formado por Jose Aguilar Medina, Manuel Chiachio, Juan Chiachio y Jaime Benavides. Tiene como misión conectar e intercambiar experiencias de profesionales, con inquietudes de estudiantes, recién licenciados y profesionales.

1 comentario

  • Interesante Jaime. Muy buena «puesta en escena» de la analogía del proyecto con la escena, con el teatro. Únicamente recalcar que antes de llevar a cabo un proyecto, se deberían conocer todas las líneas de consecución de éste, conocer qué puede condicionarle o hacia qué dirección es más favorable ( la que marca el aprendizaje). En el teatro, no se conoce la línea de acción, si el protagonista (tú, tu equipo) vence a las circunstancias, la obra tendrá un final feliz (el proyecto avanzará y alcanzará unos objetivos), pero si éste no ha sabido encauzar la situación, no gana nada, y acaba muriendo (aprendizaje erróneo, proyecto perdido).

    Un saludo.