• Lo mejor de vivir en el extranjero

    by  • marzo 6, 2017 • ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, INVESTIGACIÓN, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 1 Comment

    3 min lectura

    Lo mejor de vivir en el extranjero es descubrir lo que te gusta y lo que no de cada cultura. Conocer gente de diferentes lugares y con distintos puntos de vista.

    Llegué a Toulouse de rebote. Fui buscando un Máster de ciencias químicas con unas prácticas intensivas, pues en España con el plan de licenciatura, las prácticas de investigación se hacían combinadas con clases, y uno no puede estar centrado al 100% en su proyecto. Además, en Francia los 5 meses de prácticas son, por ley, remunerados, lo cual sumaba un atractivo extra a la opción.

    Cuando llegué a Francia no sabía nada de francés. Tan solo conocía las palabras básicas que había aprendido en un par de meses en un curso de iniciación. En mi CV dije que tenía un nivel básico en francés y bueno en inglés y me aceptaron en el Máster. A partir de ahí fui aprendiendo poco a poco, por el día en la universidad y por la noche en los bares, el idioma académico y el argot de las calles. En tan solo un mes ya podía tener una amplia gama de conversaciones de manera básica, y a partir de los 4 meses desarrolle una fluidez importante y ya me sentía cómodo con la lengua.

    El aprender una lengua me parece muy importante, ya que, aunque en Francia se puede “sobrevivir” con el inglés, lo cierto es que para disfrutar totalmente de país es mejor hablar su idioma. Eso me ha permitido conocer a gente maravillosa y vivir mil aventuras, pues Toulouse es una ciudad con una vida estudiantil muy animada. Cada noche de la semana hay un plan en algún sitio.

    Le monde ou rien, es decir “El mundo o nada”. ¿Por qué conformarse con menos?

    El trabajo de investigación resultó muy satisfactorio. Hice las prácticas en un laboratorio del centro nacional de investigaciones científicas francés (CNRS) donde el ambiente era muy bueno, y en el seno de un equipo genial. Concretamente nos dedicábamos a desarrollar nuevos medicamentos contra cáncer y malaria . Para mí, sintetizar medicamentos es muy gratificante, pues siento, en primer lugar, que es maravilloso que podamos comprender como unas cosas tan pequeñas como una molécula puedan tener una acción tan importante sobre el cuerpo. En segundo lugar, creo es algo que potencialmente puede ayudar a mucha gente, mejorar su calidad de vida, o incluso salvársela, especialmente en el caso de la malaria, una enfermedad que es la tercera más importante en cuanto a número de muertes en el mundo, y que a la vez es tan marginada por parte de las grandes farmacéuticas. Visto lo que estaba disfrutando con las prácticas, me dije que, si pudiese hacer un doctorado con un equipo con el que me encontraba tan a gusto y trabajando en un tema que me apasionaba tanto, seria genial hacerlo.

    Y efectivamente, estuve en el momento y el lugar adecuados, mi equipo tuvo a su disposición una beca del ministerio francés para incorporar un estudiante de doctorado a su equipo, y como estaban contentos con mi trabajo y conmigo fui su primera opción.

    Y hace ya año y medio de todo esto. Mi doctorado, como continuación de mis prácticas de máster está siendo una experiencia genial. Aunque todo hay que decirlo; la investigación es un camino en el que se encuentran muchas espinas antes de encontrar una rosa, pero cuando uno descubre algo interesante es aún más satisfactorio.

    En el futuro próximo, planeo trabajar en España, pues después de varios años fuera me he descubierto como una persona tremendamente familiar para la que es muy importante tener a su familia y amigos cerca. Dicho esto, recomiendo con todas mis fuerzas que quien se sienta un poco intrigado por ello, no dude en lanzarse a la experiencia del extranjero, pues ha sido una de las más importantes de mi vida. Una oportunidad para expandir la zona de confort, aprender algo tan importante como un idioma extra, que va a permitirte trabajar cómodamente en entornos internacionales de un mundo cada vez más globalizado. Una experiencia que, va a permitirte conocer fácilmente a gente que viene de entornos y culturas muy diferentes que te dará una óptica más lejana de tu propia cultura y sacarás en claro lo que te gusta y lo que no de cada una. Y sobre todo es algo que va a ayudarte a conocerte a ti mismo y descubrir quién eres realmente.

    Alvaro Fernandez Alvarez

    About

    Alvaro Fernandez Alvarez es PhD student at CNRS – Centre national de la recherche scientifique en Toulouse, Francia.

    One Response to Lo mejor de vivir en el extranjero

    1. Ana Calero
      abril 18, 2017 at 10:34 am

      Hola Álvaro!
      Felicidades por tu artículo y por compartir tu experiencia.
      Mi nombre es Ana, soy Ingeniera de Caminos y en la actualidad estoy buscando trabajo en Francia. Sin embargo, lo que realmente me gustaría sería poder trabajar como profesora en la Universidad. He leido algo sobre “enseignantes vacataires et contractuels” pero no me queda claro cómo conseguir esos puestos de trabajo. Si pudieras explicarme cuál es el proceso o los pasos a seguir para conseguirlo, estaré tremendamente agradecida.

      Un abrazo,

      Ana

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *