caminahora

Todo pasa por algo

Cuando nos enfrentamos a obstáculos en la vida, cuando nuestros planes se vienen abajo sin previo aviso, cuando estamos perdidos, siempre hay algo que nos anima a no rendirnos. Ese algo para mi es esa frase: «Todo pasa por algo».

Hace dos años cuando por fin llegó el momento de decidir dónde quería realizar mis estudios para el último año de máster estaba convencida de que quería ir a Japón. Me había imaginado como seria la vida ahí e incluso comencé a estudiar japonés. Sin embargo, como suele pasar, las cosas no siempre salen como uno quiere y terminé aceptando una plaza para ser la primera persona de mi escuela en ir a estudiar a George Mason University, en Estados Unidos. En su momento fue una gran decepción, pero siempre me reconfortó pensar que algo mejor me esperaría allí.

Soy Cristina Ramos, antes estudiante de Máster en Ingeniería Industrial en la UPM y ahora estudiante de Máster en Ingeniería de Sistemas en GMU.

Este año ha sido un año lleno de cambios, desde mudarme a otro continente. cambiar la Ingeniería Industrial por la Ingeniería de Sistemas, hasta pasar de trabajar en la pizzería del campus a trabajar como Research Fellow en un Centro de Investigación de la OTAN. No ha sido un camino fácil, pero ha merecido la pena.

Tuve la suerte de que mi universidad se encuentra en la costa este, a escasa media hora de Washington DC. Una zona muy internacional que le da a GMU el título Universidad #1 en Diversidad de Virginia y #22 de Estados Unidos. Gracias a ello me ha permitido hacer amistades y aprender de profesionales de todos los rincones del mundo. Ir por los pasillos o ir a hacer la compra y escuchar decenas de idiomas distintos a la vez hacía que me sintiese que pertenecía a ese lugar.

Me he encontrado con un sistema educativo que ha sido un perfecto complemento para la base del sistema español tradicional y teórico que ya tenía. He descubierto una carrera que no sabía ni que existía y que de hecho es prácticamente inexistente en España. Es una carrera similar a la Ingeniería Industrial en el sentido que es multidisciplinar y cubre muchas facetas de la ingeniería, pero se centra en el diseño y gestión de sistemas complejos a lo largo de su ciclo de vida. (Más información en: https://www.incose.org/systems-engineering).

He comprobado que se puede trabajar, estudiar y disfrutar del fin de semana a la vez, algo que en España me parecía imposible.

En definitiva, ha sido una experiencia inolvidable, tanto personal como laboral. Una experiencia que recomiendo a todo estudiante. Estudiar o trabajar un año en el extranjero ayuda no solo a abrir la mente sino también a descubrir nuestros límites y a ser capaces de superar el «no puedo» o «el tengo miedo».

Aunque Estados Unidos no sea Japón, aunque eche de menos la comida española y aunque mi familia ahora esté divida en dos continentes, he descubierto que mi futuro se encuentra en Estados Unidos, y con ello el ‘algo’ del «todo pasa por algo».

Cristina Ramos Flores

Cristina Ramos Flores

Cristina Ramos es Ingeniera Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid.

1 comentario