caminahora

UNA DE TANTAS HISTORIAS EN GUAYAQUIL, “LA PERLA DEL PACÍFICO”

Mi nombre es Sandra González y como muchos de los que escriben en este blog, soy ingeniera de caminos por la Universidad de Granada. La verdad es que me ha sorprendido gratamente ver que algunos de mis propios compañeros han participado contando su propia experiencia, por lo que me siento aún más animada a compartir la mía.

A principios de 2014 estaba a punto de terminar unas prácticas en una empresa de gestión de aguas de un pueblo de Cádiz y recibí una llamada de una de mis mejores amigas de la universidad, diciéndome, con voz muy triste, que se iba a Guayaquil (Ecuador) a trabajar. Ella es cordobesa, y unas semanas antes de su partida fui a visitarla y a infundirle todo mi ánimo. Sus últimas palabras en España hacia mí fueron: “Voy a llevarte conmigo a Ecuador”. Y lo consiguió.

La empresa en la que trabajaba, estaba en proceso de expansión y buscaba a gente de todos los niveles. Ella pasó mi currículum, me entrevistaron y en un mes, después de todo el papeleo necesario, hice las maletas y me marché de casa.

Guayaquil, popularmente conocida como "la perla del Pacífico"
Guayaquil, popularmente conocida como «la perla del Pacífico»

Esta empresa es una filial de una colombiana, por lo que en ella éramos empleados de Ecuador, Colombia y España. Trabajar en un ambiente multicultural te da la opción de enriquecerte enormemente (en especial si has de convivir con tus compañeros de trabajo) y a veces a pesar de hablar el mismo idioma no nos entendíamos, por lo que dos de las habilidades que más acabas desarrollando son la paciencia y la tolerancia. Probablemente el choque cultural sea menos significativo que en otros continentes más conservadores como África o Asia, pero aun así sigue produciéndose y os aseguro que no siempre es fácil encontrar una solución diplomática a los problemas interpersonales que se presentan, en especial cuando tú eres el inmigrante y ellos saben que no tienes opción a algo mejor en tu país de origen.

Entré a formar parte de un grupo de trabajo dedicado al diseño de estaciones de bombeo de aguas residuales y de las conducciones hasta la planta de tratamiento. La magnitud del mismo era tal que, a mitad del diseño, se subdividió en dos proyectos y a día de hoy sigo aquí participando en el diseño de la tercera y última estación de bombeo. La gran envergadura  de estos proyectos se debe a que realizamos los diseños para zonas de la población que  no disponen de ningún servicio básico salvo electricidad.

Sé que puede ser difícil de creer ya que Guayaquil es la ciudad más grande del Ecuador (2.700.000 habitantes aproximadamente) y su mayor centro de negocios. Sin embargo, es una urbe llena de contrastes donde las diferencias sociales están a la orden del día.

Zona de desarrollo de nuestros proyectos
Zona de desarrollo de nuestros proyectos

La zona de desarrollo de nuestros proyectos cuenta con una población de aproximadamente 300.000 personas y se sitúa al noroeste de la ciudad y el nivel económico-social de la población que allí reside es muy bajo. Muchos emigraron a la ciudad con la esperanza de encontrar un futuro mejor, compraron un terreno y al llegar aquí se encontraron con que habían realizado tráfico ilegal de tierras con ellos, por lo que saben que es posible que los desalojen de los mismos en cualquier momento. Viven en unas condiciones muy precarias, la mayoría de casas están construidas con caña y en muchas ocasiones invadiendo cauces, lo que supone un riesgo muy elevado en la época húmeda.

Sobre el papel y en la comodidad de una oficina es muy fácil diseñar para este tipo de sectores, pero cuando debes ir a campo para comprobar la situación y la realidad se cruza en tu trabajo la situación adquiere una tonalidad distinta. Para mí fue desolador ver aquello por primera vez. Por si fuese poco, siempre debíamos asistir con seguridad armada ya que se había dado el caso de amenazas con arma blanca y robos a alguno de nuestros subcontratistas. La pena es que al final te acabas “anestesiando” y aprendes a dejarte el corazón en casa cuando tienes que ir a campo. Al menos es un consuelo saber que el día que estos proyectos se lleven a cabo mejorará la calidad de vida de un sector importante de la ciudad.

Zona de desarrollo de nuestros proyectos
Zona de desarrollo de nuestros proyectos

Desde mi punto de vista, Ecuador tiene mucha necesidad de desarrollo de infraestructura básica y de gestión a muchos niveles: sanitario, ambiental, transportes, edificación,… El problema actual radica en la crisis petrolera en la que está inmersa el país, ya que  este producto supone más del 50% de las exportaciones, lo cual está obligando al gobierno central a tomar unas medidas bastante impopulares. En resumen, el ambiente tiene un ligero olor a crisis y ya están empezando a aparecer en la prensa noticias relacionadas con posibles “corralitos”. Esto también provoca la desaceleración de la inversión pública en infraestructura, lo que ligado a que nuestra empresa trabaja para un único cliente que es concesionario de un servicio público, acaba dando un resultado negativo. Lo que quiero decir con esto, es que cuando aterricé en Guayaquil la empresa se encontraba en expansión, éramos 28 empleados, y poco más de un año después no llegamos a 15.

Mi aventura en el Ecuador llega a su fin dentro de un mes y de nuevo le abro las puertas de mi vida a la incertidumbre. La empresa espera retomar su actividad a principios del 2016, pero conociendo el panorama del país desde dentro no puedes aferrarte sólo a esa esperanza, además de que siempre esperas tener la oportunidad de vivir más cerca de casa.

Emigrar a un país donde el nivel de vida y las costumbres son diferentes al tuyo de origen puede ser una experiencia inolvidable y muy constructiva, o al menos esa es la máxima que llevamos por bandera aquellos que no tenemos más remedio que hacerlo si queremos sobrevivir al mercado laboral actual.

Sandra González Pérez

Sandra González Pérez

Ingeniera de caminos, canales y puertos por la Universidad de Granada y Máster en Gestión Integral del Agua por la Universidad de Cádiz. Actualmente trabaja en Ecuador en el diseño de sistemas de aguas residuales

21 comentarios

  • Felicitaciones Sandra!

    Estaba enterado de que estuviste en Ecuador pero no conocía el detalle de tu trabajo! La verdad, la posibilidad de trabajar en este tipo de proyectos es gratificante desde el punto de vista profesional, pero más aún desde lo humano al saber que el aporte técnico le mejora significativamente la calidad de vida a los vecinos y aporta a mantener la salud de las familias! En latino américa (aclaro para todos que hablo desde Argentina), lamentablemente las obras de infraestructura necesarias para la gestión adecuada de efluentes y aquellas destinadas a la prevención de inundaciones (entre otras) están muy retrasadas ocasionando que la calidad de vida de muchos pueblos y ciudades sea bajísima.

    Te felicito por tu trabajo e iniciativa y siempre te recuerdo con cariño del Máster en la UCA.

    Muchos saludos desde Argentina!

  • Hola Sandra a los años muy buen relato de tu experiencia…espero te halla gustado los cangrejos que preparamos un saludo a todos….

  • Hola Sandra, estupendo relato y como bien dices esperemos que un día no muy lejano se haga realidad ese proyecto. Enhorabuena, por el trabajo realizado y por la actitud demostrada ante las innumerables dificultades que habras tenido que afrontar. Yo sabía que no te rendirías tan fácilmente. Un abrazo.

  • Sandra:
    Muy interesante tu relato.
    Decirte que estuve trabajando en Guayaquil con TYPSA 1975/1976. ECUADOR es un maravilloso país, que adorarás. Lleno de buena gente. Aprovécha la experiencia humana y profesional.
    Me vine con un hijo ecuatoriano, que también es ingeniero de Caminos y Director General del Consorcio del AVE a la MECA.
    Suerte.
    Julio Senador

    • Buenos días Julio;

      Agradecerle mucho su comentario y el tiempo dedicado a la lectura de esta pequeña “parte de mi vida”, pues estoy segura de que para alguien con su trayectoria dicho tiempo es muy valioso.

      Por su comentario veo que guarda especial cariño y recuerdo de este país, así que contenta de haber ayudado a evocarle dicho sentimiento. No sé cómo recordará usted esta ciudad, pero uno de mis directivos que lleva ya muchos años haciendo viajes entre Colombia y Guayaquil siempre nos comenta lo mucho que ha cambiado y crecido.

      Usted tiene razón, y tal y como dije en post anteriores, Ecuador tiene muchos sitios bellos y gente tranquila y sociable. A pesar de ello debo reconocer que no esperaba que el choque cultural fuese tan significativo, y esto es Latinoamérica, imagino que para su hijo habrá sido mayor en Arabia Saudí.

      Quisiera disculparme por la demora en la respuesta, pero estamos a pocas semanas de regresar definitivamente a España y por lo tanto intentando dejar el mínimo de cabos sueltos en el proyecto que estamos implicados. Por ahora, Ecuador pasará a ser un capítulo cerrado, ya que el panorama económico no parece demasiado halagüeño.

      Saludos,
      Sandra.

  • Hola Sandra,

    En primer lugar agradecerte el contar tu experiencia en caminahora, ya que a los que estamos aún en España nos permite hacernos una idea de la realidad y posibilidades de trabajo en los países de Sudamérica.

    Te quería preguntar sobre algunos aspectos de la vida y trabajo en Ecuador.

    He oído que hay países de Sudamérica que a los extranjeros que van a trabajar al país le quitan el 30% de su salario bruto en impuestos (por ejemplo Perú) el primer año de estancia en el país, ¿es el caso de Ecuador?

    ¿Cuál es el coste de vida aproximado en Guayaquil (departamento+agua/luz+comida)?

    ¿Las empresas son receptivas a contratar a extranjeros? ¿O se requieren muchos trámites para formalizar el contrato de trabajo? ¿Mejor trabajar en empresa española o ecuatoriana?

    ¿Cuál podría ser el salario medio aproximado para alguien con poca experiencia que trabaje en Guayaquil de ingeniero? ¿Tienes alguna información de lo que se podría llegar a cobrar estando en obras alejadas de la ciudad?

    Espero que tengas suertes por allí y puedas continuar trabajando.

    Un saludo y gracias.

    • Hola Javier;
      Ante todo disculpa por la tardanza y gracias por tu comentario.

      Yo aquí he estado trabajando con una empresa ecuatoriana en la que, tal y como digo en mi relato, había bastantes extranjeros. También puedo decirte que en prácticamente todas las empresas con las que hemos tratado había extranjeros, aunque ya eso no es ninguna novedad en los tiempos que corren. Por otra parte, al igual que en todos los países de alguna forma, Ecuador es bastante proteccionista con sus recursos nacionales. Actualmente, en las licitaciones relacionadas con el sector público valoran que las ofertas tengan un VAE (Valor Agregado Ecuatoriano) significativo, te adjunto un enlace donde puedes leer una resolución gubernamental acerca de este tema http://portal.compraspublicas.gob.ec/incop/wp-content/uploads/2013/07/resolucionexterna0096_2013.pdf. Respecto a si es mejor trabajar con empresa local o española, personalmente opino que la española sería mejor, ya que estás cotizando en España.

      Los sueldos aquí no son muy elevados (el salario mínimo está en torno a los 350$) y para gente cualificada con poca experiencia puede ser de unos 1200-1300 US$. No tengo conocimiento en lo que puedan pagar en obras lejos de la ciudad (me imagino que te refieres a los famosos turnos 21+7), pero imagino que serán algo más altos ya que se trabaja intensivamente.

      Con estos sueldos en una ciudad como Guayaquil puedes llegar ajustado a fin de mes ya que es bastante cara. Un pequeño estudio equipado para una sola persona puede valer entre 350 – 400 US$ en una zona aceptable, sin contar con los gastos de agua y luz. La primera es barata, demasiado, tanto que desde mi punto de vista no se fomenta una política de ahorro sino de consumo. La electricidad sí tiene unos costes parejos a los de España.

      Aquí la gente gusta mucho de comer fuera de casa, todos los días de la semana. Puedes encontrar menús compuestos por un plato y bebida por menos de 3.5 US$ en muchos sitios, aunque la variedad escasea. Personalmente prefiero invertir un poco más en la comida, comprar en el supermercado y hacerla en casa, pero eso ya depende de los gustos de cada uno. Tampoco es barato comprar en supermercados, los precios son comparables a los de allí. Otra opción es hacerlo en mercados locales, el problema es que suelen estar situados en los suburbios, donde no te recomiendan ir si eres extranjero.

      Respecto a los impuestos, me ha sorprendido lo del 30% en Perú, pero no es el caso del Ecuador. Aquí retienen un 10% y cuando al final del año realizas tu declaración de la renta, en función del escalón salarial en el que te encuentres te devuelven mayor o menor cantidad de dichas retenciones.
      Los trámites para formalizar tu situación en el Ecuador son algo más largos de contar. Si estás interesado y me das tu consentimiento puedo ponerme en contacto contigo por correo electrónico e intento esclarecerte lo que pueda.

      Espero que te parezca útil la respuesta.

      Saludos,
      Sandra.

  • Sandra, ¡hola!

    Tu artículo es genial y en pocas palabras has resumido muy bien todo lo que allí has vivido, aunque se podrían escribir 20 Quijotes con todas las anécdotas, ¿verdad?

    Seguro que has llorado y reído, conocido a buenas y malas personas, comido buenos y malos platos, viajado a buenos y malos hoteles (jaja), visitado sitios espectaculares y… timazos, pero lo que es seguro es que dentro de 10 años te van a quedar los buenos recuerdos y sé que son muchos 🙂 Sobre todo, saber que en 10 años habrá n mil habitantes disfrutando de tu maravilloso colector y estaciones de bombeo, que es algo de lo que no somos conscientes, más aun si queda enterrado, pero los que allí viven lo son. En el futuro algunos sabremos que eso comenzó con una muy buena ingeniera que le puso cariño a un proyecto y que no se rindió hasta terminarlo… eso es de admirar. ¡Ánimo valiente!

    • Muchas gracias Carmen. Tienes razón en todo, no voy a olvidar nada de este país y procuraré quedarme sólo con lo mejor, aunque los «n mil habitantes» y las anécdotas de la zona formarán parte de nuestras vidas y nuestros recuerdos hasta el final. Siempre te estaré eternamente agradecida por la puerta que abriste, aventurera. ¡Nos vemos pronto en tierras andaluzas!

  • HOla a todos/as y especialmente a Sandra,

    Como bien dices, Ecuador es un país de muchos contrastes. Y creo que para cualquier español creo supone un «bofetón» de realidad el aterrizar en este país, como en cualquier otro en vías de desarrollo y ver por ti mismo el día a día de la gente normal.

    He leido comentarios acerca de la corrupción y considero que existe, por supuesto, aunque no creo que llegue al mismo nivel que en otros paises del entorno, al menos por ahora (http://www.eluniversal.com/internacional/150702/colombia-sometera-funcionarios-a-poligrafo-en-lucha-anticorrupcion). De todas formas, opino que la corrupción opera en casi todos los países de una forma u otra. No hay más que ver las distintas causas judiciales abiertas contra ex-ministros y otros altos cargos de la Administración.

    Pero no nos centremos en lo negativo. Ecuador como cualquier otro país de Sudamérica tiene mucho más que ofrecer que un títular acerca de los niveles de corrupción, principalmente a nivel turístico y profesional. Hay oportunidades reales tanto para trabajadores como para emprendedores, siempre y cuando te adaptes al país, claro. Es inutil mantenerse en un sitio en el que sientes que no encajas. Y respecto al turismo, Ecuador tiene la mayor diversidad que puedas encontrar en un país tan pequeño: desde las Galápagos a volcanes de 6.000m. pasando por manglares y la jungla amazónica.

    Aplaudo tu valentía, y la del resto de compañeros que nos cuentan sus experiencias, en coger las maletas y salir del país. Llegar a un lugar en el que no conoces a nadie (o casi nadie en tu caso), nuevas culturas, nuevas leyes,etc, no es nada fácil. No todo el mundo es capaz de emigrar. Y, desgraciadamente, muchos de los que lo intentan vuelven al mes a España. Tu ya llevas algún tiempo y estoy convencido de que esta experiencia la recordarás durante toda la vida.

    Mucha suerte en el tiempo que te quede en Ecuador y también en tu próximas aventuras, Sandra. Nadie puede asegurarte que la próxima empresa vaya a ser mejor que en la que estás ahora, pero lo importante es que ya tienes una referencia. Habrá cosas mejores y cosas peores, pero seguro que cuando veas otro banano te acordarás de tu tiempo en Ecuador.

    PD: Por cierto, enhorabuena también a los encargados de la web!!

    • Buenas tardes ACR;

      Se nota que estás puesto en el tema de emigrar a otros países y podría decir que has explicado la situación del país bastante mejor de lo que podría haberlo hecho yo, con lo cual gracias por complementar la información de este post.
      Igualmente agradecerte los ánimos para continuar hacia delante con la vida laboral, a veces no es fácil, pero por suerte cuento con personas en el país que me la hacen más llevadera, por lo cual tienes razón, no voy a olvidar fácilmente esta experiencia.

      Saludos.

  • Enhorabuena Sandra por lo valiente que has demostrado ser al embarcarte en esta aventura, seguro que no es una experiencia fácil por lo que comentas del lugar de trabajo, el subdesarrollo y las condiciones de vida, pero estoy convencido de que puede que sea una de las experiencias que más te influya en tu vida profesional. Como tú bien dices, en estos países, se acometen proyectos de una gran envergadura porque hay mucho por hacer, y adicionalmente como la legislación propia del país no suele estar muy desarrollada, los ingenieros locales aprecian mucho cualquier aportación de aquellos que venimos de países con un nivel de infraestructuras mayor. Espero que cuando vuelvas a España concluyas que la experiencia ha sido muy positiva, mientras tanto, disfruta de las cosas positivas que te ofrece el país. Tengo entendido que la naturaleza es espléndida y la gastronomía muy variada, ¿nos puedes comentar algo más de eso?
    Un abrazo,

    • Buenos días,
      Tienes razón en muchas cosas de tu comentario. Tal y como dije en el texto, creo que aquí hay mucho trabajo por hacer.

      Respecto a las otras caras que te ofrece el país puedo decir que estoy muy contenta con ellas. Ecuador es un país que está en fase de desarrollar también toda su potencia turística, la cual se centra principalmente en sus paisajes naturales. Aquí las vistas son inmejorables para aquellos a los que les gusta hacer senderismo, montañismo o cualquier tipo de deporte al aire libre y en plena naturaleza. Hay muchas localidades donde puedes practicar todo tipo de deportes extremos.

      Con la gastronomía debo decir que yo no me he llevado demasiado bien… Su producto estrella es, sin duda alguna, el banano y lo comen tanto en platos dulces como salados. Aquí en Guayaquil son muy típicos los platos relacionados con el mar, entre los que me decantaría por el ceviche de camarón. Por otra parte tengo unos compañeros y amigos que son muy aficionados a una salsa que se llama ají y se hace con unos pimientos que son muy picantes.

      Espero haberte ilustrado un poco respecto a la otra cara del país, saludos y gracias por el comentario.

  • Sandra: he tenido una experiencia muy parecida a la tuya y mi pregunta es: ¿No sufriste el verdadero gran problema de Ecuador: LA CORRUPCION?

    • Buenos días JMDA,
      Si por corrupción te refieres a facilidad de acceso a licitaciones y adjudicaciones de trabajos, creo que eso no es sólo problema de Ecuador, sino que está un poco más globalizado. A nivel de consultoría la verdad es que no he sufrido en la empresa con ese tema, quizás esté un poco más ligado al mundo de la construcción.

      Saludos y gracias por el interés en el artículo.

    • Muy amable Juan. Por suerte yo ya disponía de una amistad en el país y todo fue más llevadero, pero realmente los que se van de aventura a lo desconocido son dignos de admirar.