caminahora

De los montaditos de jamón a las barbacoas australianas

Siempre he sido muy inquieta, según mi familia y amigos en exceso, y antes de llegar aquí he visitado, por diferentes motivos, diversos lugares de América y Europa. Me llamo Claudia, soy española y actualmente vivo en Australia Occidental.  Trabajo como arquitecta naval en una empresa llamada Austal.

Después de terminar mi Proyecto de fin de carrera como Arquitecta Naval en la Universidad Politécnica de Madrid, decidí mejorar mi nivel de inglés para poder acceder con más facilidad a puestos de trabajo fuera de España: quería conocer mundo.

Me fui a Inglaterra y ese viaje marco en gran medida mi destino pues conocí a Matthew con el que me casé dos años más tarde. Matthew se educó en Inglaterra, pero tiene nacionalidad australiana.

Transcurrido un año fuimos a vivir a Alemania por motivos laborales de Matt. Durante los 10 meses que pasamos allí aproveché para estudiar y obtener un máster como Project Manager.

Antes de venir a Australia, estuvimos viviendo en Palma de Mallorca donde trabajé como Assistant Project Manager en una consultoría de ingeniería especializada en yates. Fue una experiencia muy bonita, pero estaba empeñada en adquirir experiencia en el extranjero y finalmente mi marido me convenció para emprender una nueva aventura en Australia.

Aterrizamos en Melbourne en enero de 2017. Ingresé en el país con un Visado de Turista y, no pude trabajar durante los tres primeros meses. Las posibilidades que tenía, en ese momento, para poder trabajar con mi titulación y establecerme aquí eran solicitar la Skilled Indepent Visa, cuyos requisitos contemplaban una experiencia laboral previa en trabajos específicos requeridos por Australia o solicitar la Partner Visa. Evidentemente solicite esta ultima pues no tenía los cinco años de experiencia requeridos. Pasé así, después de los primeros tres meses a tener una Bridge Visa (te la conceden mientras se tramita la anterior) y un permiso de trabajo. Comencé a solicitar ofertas de trabajo, pero no obtenía muchos resultados y empecé a desanimarme.

Un día vi anunciado un evento muy curioso llamado “Beers with engineers”. El objetivo de este evento era reunir de forma informal en un bar a ingenieros con personal de Recursos Humanos de diferentes empresas. Mientras te tomabas una cerveza podías preguntar y pedir consejo. Decidí asistir al evento pues me pareció una idea increíble y obtuve información que me resulto de mucha utilidad para poder conseguir trabajo. Por ejemplo, no hace falta solicitar únicamente las ofertas publicadas en la web o cualquier otro medio, puedes ponerte en contacto vía email directamente con el departamento de Recursos Humanos de la empresa que te interese. También me recomendaron la posibilidad, mediante LinkedIn, de presentarte y exponer porque te gustaría trabajar con ellos. Seguí las recomendaciones y para mi sorpresa funcionó.

Fui a unas cuantas entrevistas y se presentaron algunas oportunidades. Al final me decidí por una de ellas, trabajar como diseñadora de 3D en una empresa de diseño de barcos comerciales y privados ubicada en Sídney. Me gustaba, trabajaba online desde Melbourne y viajaba de vez en cuando a Sídney. Estuve trabajando durante unos meses, pero sentía que no estaba desarrollando plenamente mis conocimientos de ingeniería naval por lo que seguí buscando…

Y encontré una oportunidad en Perth con Austal como arquitecta naval. Austal esta especializada en el diseño y construcción de embarcaciones comerciales y militares en aluminio. Durante estos dos últimos años he tenido la oportunidad de participar primero en el proyecto de un ferry destinado a las Islas Canarias y  actualmente en un buque militar  para un país asiático. He aprendido muchísimo y espero seguir haciéndolo.

Ferry Fred Olsen, mi primer proyecto.
Ferry Fred Olsen, cámara de máquinas.
Con Melissa y el Primer Ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, delante de uno de los diseños en los que trabajamos juntas.

No solo trabajar como arquitecta naval ha sido una de mis experiencias, la pintura siempre ha sido uno de mis aficiones y siempre que el tiempo libre me lo ha permitido he disfrutado de ello, además de casi convertirse en mi segundo trabajo, donde creo y vendo cada una de mis obras (mi marido sigue con la esperanza de poder hacer plan de fin de semana sin que yo  tenga algún trabajo entre manos :), lo dicho, culo inquieto).

Mi pasión,  la pintura

Hace un par de meses me concedieron la residencia permanente en Australia. Espero pasar mucho tiempo aquí con mi marido y mis perritos. Animo a todo el mundo venir aquí pues es un país maravilloso con un estupendo nivel de vida. Únicamente espero que el Covid-19 nos permita viajar a España para poder ver a mi familia y amistades… “la tierra siempre tira”.

Claudia Mateos Hoyos

Claudia Mateos Hoyos

Claudia Mateos es Ingeniera Naval por la Universidad Politécnica de Madrid.

2 comentarios

  • Claudia, mi más sincera enhorabuena. Sé muy bien las dificultades de hacerte una nueva vida fuera de casa. Me fui con mi familia a Australia y estuve casi 5 años. Tengo la nacionalidad australiana y desde hace un año he vuelto a Gran Canaria, tierra natal de mi mujer y mis hijos. Este mismo fin de semana he subido a bordo de uno de los fast ferries que se han construido en Austal. Buen trabajo. Uniendo las Islas Canarias con esas maravillosas obras de ingeniería naval en aluminio. Un saludo.

    • Muchas gracias por tu comentario Eduardo! Me alegro mucho de que hayas podido conseguir la nacionalidad. Tengo la residencia pero para la nacionalidad me quedan un par de añitos más. Es genial que hayas podido visitarlo, yo espero poder volver a verlo en persona una vez más . Un Saludo