caminahora

Una jienense por Londres

Como dijo Steve Jobs en una charla para la Universidad de Stratford “no puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, sólo puedes conectarlos mirando hacia atrás.” Me llamo Carmen Muriana Cobo y soy de Jaén, estudié y trabajé en Madrid como Ingeniera de Caminos y llevo en Reino Unido 6 años.

Aunque no sabía nada de ingeniería ni tenía ningún conocido ingeniero, mi padre aconsejó a mi hermano estudiar Caminos, entonces descubrí el Puente de la Torre de Londres (conocido también como Tower Bridge) y captó mi curiosidad para estudiar ingeniería.

Lo que nunca hubiera imaginado es que terminaría trabajando para el Transporte de Londres (TfL) en el equipo estructuras y trabajando en proyectos como el puente movible del río Támesis entre Rotherhithe y Canary Wharf (Presupuesto: 400 M£ ) o en la revisión estructural y la evaluación de la capacidad de carga del puente de Westminster entre otros. Aunque he trabajado duro, tengo que reconocer que ni planificándolo me hubiera salido tan bien. TfL gestiona uno de los mayores sistemas de transporte público del mundo; bajo su responsabilidad se encuentra, entre otros, la red de metro de Londres, gran parte del sistema ferroviario de la capital y el transporte de superficie que incluye carreteras, autobuses, puentes, los famosos taxis negros ect. Esto me ha dado la gran oportunidad de liderar y trabajar en una gran variedad de proyectos de ingeniería y conocer a ingenieros con una larga y extraordinaria trayectoria profesional.

Mirando hacia atrás, creo que no era consciente de las implicaciones de ser ingeniero y la importancia de creer y considerar tu intuición. Mi curiosidad y determinación me ayudaron focalizar mi atención y energía en lo que podía controlar y olvidar la incertidumbre de la gran crisis económica de España (desde 2008). Creo que la elección de mi carrera profesional y rodearme de gente con una mentalidad abierta han sido decisiones que han marcado muy positivamente mi camino. Pensaba que venirme sola a Londres iba a ser difícil, pero mi experiencia ha sido todo lo contrario. Siempre estaré agradecida por el apoyo y la confianza que he recibido en esta ciudad y los distintos mentores que a lo largo de estos años me han ayudado en mi carrera profesional.

La idea de venirme a Londres surgió por casualidad. Estaba haciendo un curso de modelos de tráfico cuando trabajaba en INECO (Consultoría internacional de ingeniería y transporte). Lo impartía un directivo alemán y a la hora del almuerzo, le pedí que me diese algún consejo y con mucha seguridad y rapidez me contestó: “sal de tu país, que para volver siempre hay tiempo”. Me quedé impactada por la seguridad de sus palabras y del hecho que nunca me había parado a pensar en trabajar en el extranjero; tenía trabajo, estaba rodeada de familia y amigos en Madrid y parecía complicado acceder al mercado de ingeniería en otros países. Pero mi intuición me decía que no era desacertada mi decisión.

Después de terminar mis estudios universitarios había estado tan preocupada en encontrar trabajo que no me había parado a pensar en cómo quería focalizar mi carrera profesional. Después de darle muchas vueltas, me decidí a aplicar a puestos de ingeniería en Reino Unido. La sorpresa vino cuando en menos de 1 semana ya tenía programada una entrevista con el Transporte de Londres y otra para ser gestora de proyectos en Birmingham.   

En los tiempos actuales dónde lo único cierto es el cambio; tener una actitud positiva, abierta, y flexible es una gran ventaja. Aunque puede parecer que soy extrovertida y valiente, las palabras de mi madre “¿Qué tienes que perder?” y el apoyo de mi familia, me dieron la seguridad y la motivación suficiente para explorar oportunidades que parecían imposibles al principio.

La razón por la que estás leyendo este artículo es porque, o bien estas buscando una respuesta o inspiración, o bien es por mera curiosidad. Yo ciertamente no tengo la solución, pero te invito a que mires tus experiencias del pasado, observes tu presente y que planifiques tu futuro sin ningún tipo de pensamiento limitante.

La vida no es una línea recta y menos la carrera profesional, pero sí es cierto que pasamos gran parte de nuestra vida en el trabajo y si este no te hace feliz, difícilmente tendrás una vida feliz. Como dijo Confucio “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar en tu vida”

Carmen Muriana Cobo

Carmen Muriana Cobo

Carmen Muriana es Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Alfonso X el Sabio.

14 comentarios