caminahora

Alas y Raíces

Con alas empieza mi camino, un 31 de diciembre de 2013 en el que envié mi portfolio al que había ganado el premio al arquitecto del año en Uk, Carl Turner Architects (turner.works) pidiendo ser parte del equipo en forma de prácticas durante 4 meses, ya que no había acabado el grado todavía. A la mañana siguiente, tenía un email aceptando mi solicitud. No entiendo cómo pude conseguir aquello, pero eso me dio alas que todavía conservo a día de hoy.

Me mudé a Londres, comencé las prácticas y a las dos semanas, se me propuso la posibilidad de formar parte de su equipo de forma profesional y aplazar los créditos que me quedaban para acabar la carrera. Fue una decisión muy difícil, pero creí que era una oportunidad única. Estuve un año y medio allí, hice compañeros que a día de hoy son amigos, tuve oportunidades laborales increíbles, y me esforcé al máximo. Recuerdo estudiar la normativa arquitectónica británica por las noches, dar workshops para proyectos públicos que requerían un esfuerzo titánico por parte de todo el equipo, y aprender muchísimo. La ciudad, la cultura y los amigos (que considero familia), hicieron que volviera a acabar la carrera un año y medio después, volviendo a vivir allí trabajando en dos estudios más, que fueron una suerte a nivel aprendizaje y como perfil profesional.

En la 2ª oficina que tuvimos en Brixton (sur de Londres)

Como empezaba el texto, con alas y raíces. Las raíces llegaron después. Habiendo exprimido todo lo que las oportunidades profesionales que Londres me podía ofrecer, (los directores confiaron en mí y me dejaron asumir responsabilidades muy rápido) decidí emprender un viaje hacia Australia y Nueva Zelanda, donde aprendí mucho también, y conocí gente que me enseñó a ver la vida distinta. Y es que, eso es lo que pasa cuando exprimes las oportunidades y te lanzas queriendo aprender, que te rodeas de personas y vives situaciones que en tu zona de confort no vivirías, que te hacen crecer y replantearte la vida desde otro prisma.

Después de ese viaje, regresé a Castellón donde tengo mis raíces y donde de forma casual, consideraron que tenía un perfil profesional adecuado a lo que otra empresa, estaba buscando. Ahí comencé un camino exprés, con un equipo muy bueno.

Al año, decidí volver a abrir las alas, y me mudé a Nepal, donde pude ser cooperante y llevar la obra de una escuela en una zona rural al sur del país. Otra vez, alguien me daba una oportunidad, que recordaré siempre. Fueron unos meses de aprendizaje total: otros modos de construcción, otra cultura, y una mujer llevando una obra, factor que al principio dificultó el proceso, pero que fue super interesante saber qué todos estábamos aprendiendo de eso.

Comienzo de la obra de la escuela en Nepal

Cuando finalizó la obra, pude recuperar mi trabajo en Idearideas, donde siempre se ha valorado lo que había hecho anteriormente y mis inquietudes tanto personales como profesionales.

Ana Gerez Gracia

Ana Gerez Gracia

Ana Gerez trabaja como Senior Project Manager & Architectural Designer en UK.

Escribe un comentario