caminahora

Cada paso de hoy tendrá un reflejo en el futuro

¡Hola a todxs!

Mi nombre es Lydia, actualmente me encuentro estudiando un Máster en Leuven (Bélgica), pero para explicar mi presente, tengo que retroceder la vista 4 años atrás. Ya que cada pequeño paso que di durante estos años ha hecho que el destino me lleve hoy hasta aquí. Desde pequeña siempre he tenido mucha curiosidad por viajar y por vivir en el extranjero, pero la timidez y la poca confianza que tenía con el inglés hizo que nunca me lanzase a la piscina. Hasta que, en el 2016, por la presión de tener que sacarme un título de inglés, decidí pasar un verano en Irlanda trabajando de Au Pair para una familia. Era mi primera aventura fuera y cuidando de 3 niños pequeños ¡Fue de locos!  Pero, aunque no fue el mejor verano de mi vida, me hizo crecer y estar orgullosa de mi pequeño avance rompiendo el miedo con el inglés y salir sola al extranjero.

Esta bonita aventura me ayudó a coger confianza y pedir al año siguiente una beca Erasmus+ a Tallin (Estonia). Fue sin duda la mejor decisión que pude tomar y la mejor experiencia de mi vida. Allí conocí a una persona increíble, Lothar mi pareja de nacionalidad belga, él hizo que sin darme cuenta mi vida cambiase por completo. Además, en esta etapa no solo perfeccioné el inglés, sino que también ¡aprendí holandés!

Cuando el Erasmus terminó cada uno regresó a su país. Medio año mas tarde me gradué del grado de Ingeniería que estaba cursando en la Universidad Politécnica de Madrid y decidí ponerme a buscar un Máster. Tenía dos opciones, o quedarme en España o apostar por Bélgica. Así que… después de una larga y profunda reflexión, me agarré a una típica frase que mi familia suele utilizar “apuesta siempre hacia lo mas alto que tiempo de bajar siempre hay” en mi caso de volver a España. Y eso es lo que hice, cogí la maleta y me fui a Bélgica a estudiar los dos años de Máster en la Universidad KU Leuven para vivir otra aventura, arriesgando y apostándolo todo a lo que yo creía que podía ser un futuro mejor para mí. Aunque siempre con la suerte de poder contar con el apoyo en todo momento de mi familia.

Recién llegada a Bélgica, no solo me conformé con empezar el Máster, sino que también mi reto fue poder exprimir al máximo todas las experiencias profesionales que pudiera alcanzar. Contacté con NGVA Europe, una asociación enfocada al gas natural situada en Bruselas, dado que me resultaba muy interesante y estaba relacionado con mi campo de estudio. Al final, tuve la gran suerte de que la respuesta fuera positiva, ofreciéndome la increíble oportunidad de realizar unas prácticas externas complementarias con la universidad durante 1 año. Ese año me sirvió para desarrollarme tanto en lo profesional como personal.

Ahora que me acerco al fin del Máster, no sé dónde me deparará el futuro. Sin embargo, sé que cada paso que dé hoy, cada decisión que tome y cada esfuerzo, serán aportaciones decisivas y se verá reflejado en mi futuro.

Por tanto, si hace 4 años no me hubiera atrevido a dar el paso y coger aquel avión a Irlanda, probablemente no hubiera podido vivir toda esta bonita experiencia con sus altos y bajos momentos. El camino hasta aquí no ha sido fácil, ha requerido mucho esfuerzo día tras día durante todos estos años. Pero con paciencia y luchando uno puede romper barreras que creía imposibles.

Gracias por haberme dedicado unos minutos de vuestro tiempo, y sobre todo a José Aguilar Medina por permitir que pueda compartir mi experiencia. 

Lydia Mateo Gonzalez

Lydia Mateo Gonzalez

Lydia Mateo es Master's student Energy Engineering en el KU Leuven de Bélgica.

Escribe un comentario