• Aprovechemos las oportunidades que nos brinda el extranjero

    by  • septiembre 9, 2018 • CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, INGENIERIA CIVIL, INGENIERIA DE CAMINOS, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 0 Comments

    3 min lectura

    Hola a todos, me llamo Ana, soy ingeniera civil, actualmente en máster de ingeniería de caminos y este va a ser mi tercer año viviendo en Francia.

    Como todo ingeniero, soy más de ciencias que de letras, pero José me ofreció la oportunidad de compartir mi historia a través de esta interesante iniciativa que espero os sirva para motivaros y que deis el salto al extranjero.

    Empecé ingeniería civil por vocación. No tenía ningún familiar o amigo de familiar que fuese ingeniero de caminos y todo lo que he conseguido hasta mis 22 años ha sido por interés, esfuerzo y motivación. Siempre he pensado que en la vida un 10% es suerte, un 60% es esfuerzo y un 30% es ser espabilado y saber aprovechar las oportunidades que tienes.

    Mi camino en el extranjero comenzó el día que decidí estudiar en l’Ecole National des Ponts et Chaussées, conocida como Ponts, una universidad francesa de renombre en el mundo de la ingeniería civil. Fue en segundo de grado, con un nivel básico de francés de colegio, cuando me propuse ir a por todas y conseguir una plaza en el doble diploma de master de esta universidad. Siempre he intentado aprovechar todas las oportunidades que la Universidad Politécnica de Valencia me ha dado para crecer profesionalmente y educarme en la ingeniería civil.

    No sé si fueron las ganas de ir al extranjero o lo que me desmotivaba ver las condiciones económicas y profesionales a las que se enfrentaban amigos recién graduados. Pero me fui, y fue lo mejor que pude haber hecho. Pasé por un Erasmus en INSA Lyon y participé en un programa de la universidad de prácticas llamado IAESTE, el cual me dio la oportunidad de realizar mis primeras prácticas en Brasil. Cada experiencia que pasaba, que en principio era para poder llegar a Ponts, me llenaba tanto que disfrutaba más del camino que de llegar a la meta.

    Represa de Itaipú. Segunda mayor central hidroeléctrica del mundo, ubicada entre Brasil y Paraguay

    A día de hoy, estoy realizando una práctica en EIFFAGE Infrastructures, empresa de construcción francesa. Práctica que está integrada en el plan de estudios de Ponts.

    Algo que admiro de las universidades de ingeniería francesas son sus prácticas obligatorias. No solo por introducirte en el mundo profesional, si no por hacerte sentir que vales mucho como ingeniero. Un aspecto importante para un recién graduado es sentir que las empresas te quieren y que no tienes que ser tú el que vaya detrás buscando unas prácticas de lo que sea para pagar las facturas. Es sentir que se reconoce tu esfuerzo y eso es algo que he sentido desde el primer momento. Por eso merece la pena ir al extranjero, porque os valorarán como os merecéis.

    Por el momento me quedo con esto, nuevos ambientes, nuevas culturas, evolucionar y crecer como profesional siempre que se me dé la oportunidad. Sea en Francia, Sudamérica, Asia o cualquier lugar del mundo.

    No hay que ver esto como algo pasajero por lo que hay que pasar para llegar a ser un gran ingeniero. Hay que verlo como un camino profesional del que se disfruta al máximo y del que se aprende cosas que no se aprendería si te quedas en España.

    Porque sí, como España ningún sitio. No verás ese clima, esa comida o ese horario en ningún otro lugar, pero ya tendremos tiempo de disfrutarlo. Por el momento y siendo jóvenes, aprovechemos las oportunidades que nos brinda el extranjero.

    Ana Alvarez Perez

    About

    Ana Alvarez es Ingeniera Civil por la Universitat Politècnica de València (UPV). Cursando Dual-degree with the master of École des Ponts et Chaussées.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *