• China en mi retina: un estudiante en la fábrica del mundo

    by  • enero 23, 2017 • ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, INGENIERIA CIVIL, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 3 Comments

    4 min lectura

    大家好 !Hola a todos!Mi nombre es Gerard Espinet y soy estudiante de doble titulación entre la Universitat Politécnica de Cataluña y la Universidad de Tongji en Shanghái. Motivado en busca de una experiencia única, hace ya 18 meses emprendí mi camino hacia el gigante asiático. En este post pretendo dar una conocer como es vivir y estudiar en estas tierras, así como ofrecer algunos consejos para aquellos interesados en embarcarse hacia esta gran potencia.

    Bienvenida con selfie contrapicado junto el “tridente” de Shanghái

    ¿Por qué China?

    Siempre he sido un chico con muchas inquietudes. Desde mis inicios en el Grado en Ingeniería Civil en Barcelona me llamó la atención su extenso programa de movilidad, y en especial, la doble titulación en Shanghái. La magnitud de proyectos en mi sector, la oportunidad de adaptarme a otra cultura, así como el desafiante reto de hablar el chino mandarín fueron los motivos que me empujaron a venir. Cuando llegó el momento de decidir no dudé de tomar éste camino que, sin duda, iba a cambiar mi vida.

    China es un país de contrastes, tanto dentro como fuera – todavía recuerdo la reacción de mi familia y mis amigos al enunciarles mi destino: pero…¿CHINA?  Así es, o te encanta o la odias, pero sin duda no te dejará indiferente.

    Fotos de graduación en el concurrido Bund de Shanghái

    Primeras impresiones

    Mi primera impresión al llegar a Shanghái fue, nunca mejor dicho, la más “falsa”. Un sol radiante, poca humedad… ¿no estarían exagerando con lo de la contaminación? Desafortunadamente, nada más lejos de la realidad: la polución existe y es, a mi criterio, el mayor inconveniente y preocupación de vivir en este país. La posibilidad de viajar a los exóticos destinos de alrededor, junto la sensación de pasividad al acostumbrarte a ello, hacen que puedas conllevarlo de mejor forma.

    El avanzado desarrollo tecnológico de la sociedad china me sorprendió desde el primer instante, y en particular, el pago a través de dispositivos móviles. Es asombroso ver en directo como más de 650 millones de personas utilizan su móvil a diario para pagar gastos rutinarios y su rápida implementación en cualquier sector.

    Un día rutinario en hora punta en el metro de Shanghái

    Adaptación a la perla de oriente

    Con el paso de los días empecé a hacerme un hueco en la gigante urbe de más de 24 millones de habitantes. Shanghái, a pesar de probablemente ser la ciudad más cosmopolita de China, requiere un mínimo de nivel de chino para poder moverte por ella. Taxistas, policías, así como la mayoría de tiendas no hablan inglés, lo que en mi caso motivó aún más mi pasión por aprender el idioma. En mi opinión, un estudio básico del idioma previo a la llegada te hará la vida mucho más sencilla a tu llegada.

    La vida universitaria en Shanghái es todo menos aburrida. La mayoría de universidades son grandes campus, rodeados de espacios verdes,  lo que hace mucho más agradable la rutina diaria. En relación a la comida, como todo en este país, Shanghái es una ciudad de extremos: puedes comer en la cantina de la universidad por menos de un euro, o un plato occidental en el centro por diez veces más. Lo mismo sucede con el alojamiento: la residencia de la universidad suele costar alrededor de 200 euros mensuales mientras que una habitación en piso compartido en el centro costará, como mínimo, dos veces más. La oferta en ambos sentidos es amplia por lo que no es complicado llevar una vida austera si uno se lo propone. Para los amantes del ocio nocturno, gran variedad de clubs abren sus puertas gratuitamente cada noche y la diversión está asegurada!

    Una de las cosas que más recomiendo para aquellos cuya intención es estudiar o trabajar en Shanghái es abrirse una cuenta bancaria en China. Para poder hacerlo será necesario la obtención del permiso de residencia, uno de los muchos papeleos a rellenar a tu llegada. Con esta cuenta podrás pagar con el móvil así como transferir dinero a tus amigos a través de las diferentes app. En este sentido, como ya sabréis, la mayoría de aplicaciones y redes sociales como Google, Facebook o Twitter están bloqueadas en China y solo mediante el uso de VPN podrás acceder a ellas. No obstante, los chinos crearon sus equivalentes redes y como algunos dicen incluso las mejoraron. La principal aplicación en uso es Wechat, un equivalente a todas las redes sociales existentes juntas en una, y que además proporciona servicios de gran utilidad como transferir dinero entre amigos, pedir taxis o pagar facturas del hogar.

    Disfrutando en una mesa redonda junto a otros estudiantes en Shanghái

    Estudiar en una universidad China

    Actualmente estoy acabando el Máster en Ingeniería Estructural en la Universidad de Tongji, una de las más prestigiosas en Asia y con unas grandes facilidades en mi ámbito de estudio. Aunque las asignaturas que yo he cursado han sido en inglés, la enseñanza presenta unas características diferenciales respecto a lo que estaba acostumbrado. En primer lugar, destaca la gran incidencia en el efecto y protección de las estructuras ante desastres naturales como terremotos, reflejado en gran importancia en el código estructural chino. El gran respeto y admiración de los estudiantes a sus profesores es palpable en cualquier aula, así como un mayor vínculo estudiante-profesor gracias al seguimiento que hace la Universidad aportando un supervisor durante tu docencia. La multitud de proyectos realizados por la escuela junto a una mayor aplicabilidad de las asignaturas ha resultado en una experiencia enriquecedora en todos los sentidos.

                                                                            

    Estudiando la dinámica de estructuras en el campus de la Universidad

    El futuro

    Una vez aprobadas las asignaturas, sólo me queda acabar el proyecto final de máster, cuya importancia es muy relevante para la educación local. Tengo la oportunidad de vivir en una de las ciudades con más potencial en lo que respeta mi sector, por lo que mi objetivo actual es ganar experiencia trabajando en alguna de las múltiples grandes empresas existentes en éste territorio, el cuál sin duda aún tiene mucho que decir.

    再见

    Espero que mi post sea de gran utilidad para aquellas personas que quieran conocer más sobre la vida en este país o aquellos que como yo hace dos años dudan de tomar ésta decisión. Probablemente me habré dejado muchas cosas con lo que no dudéis en contactarme para cualquier duda o cuestión. Os espero en Shanghai ! 谢谢朋友们 J

     

    Gerard Espinet,

     

    Gerard Espinet

    About

    Gerard Espinet es Ingeniero Civil por la Universitat Politècnica de Catalunya, Master of Science, Structural Engineering por la Tongji University.

    3 Responses to China en mi retina: un estudiante en la fábrica del mundo

    1. Jaime
      enero 24, 2017 at 9:19 am

      Gracias por compartir tu experiencia Gerard. Me gustaría saber si el hecho de realizar un máster en una Universidad local te facilita el acceso a los visados necesarios para desarrollar tu carrera profesional en China o si, por el contrario, desde el punto de vista administrativo estás en las mismas condiciones que otros compañeros y compañeras que se hayan titulado en España. Saludos

      • Gerard Espinet
        Gerard Espinet
        enero 25, 2017 at 1:51 am

        Hola Jaime,

        El acceso a un visado profesional a China requiere un mínimo dos años de experiencia en el sector que pretendas trabajar en el país. No obstante, la reciente actualización de la normativa, exime a todos aquellos extranjeros con titulación en universidades locales.

        He tenido la oportunidad de discutir sobre el tema con profesionales que llevan más de una década en China, y con la nueva regulación se pretende controlar (aún más) la contratación de extranjeros a favor de la contratación de locales. Si tu objetivo es trabajar en China, la experiencia en el sector así como el conocimiento de la lengua serán cada vez más valores fundamentales para un fructífero desarrollo profesional en este país.

        Cualquier duda, me puedes contactar en gespin10@gmail.com

        Un saludo!

    2. Pingback: Xina a la retina • Arcitec

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *