• Los consejos que me gustaría que me hubiesen dado

    by  • septiembre 23, 2018 • ALEMANIA, CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, FORMACION, MÁSTER, PRIMERAS EXPERIENCIAS, SALIDAS PROFESIONALES • 0 Comments

    4 min lectura

    Hola, mi nombre es Marta, soy de Terrassa, estudié ingeniería de la edificación y estoy viviendo en Dachau. Se hace un poco difícil empezar a escribir, recordando mi llegada en Alemania. Hace ya más de cinco años de esto…

    La decisión fue más bien espontánea, no muy premeditada, y me alegro de ello. Simplemente me tiré a la piscina de agua fría (¡sobre todo en febrero!) al ver que en 2012 las oportunidades en España eran más bien escasas y que la cultura alemana me despertaba mucho interés. De hecho, ya llevaba tiempo estudiando el alemán y tenía el gusanito de vivir aquí una temporada, ya que de Erasmus al final no me pude ir.

    Lo importante siempre es dar el primer paso, lo demás viene como por inercia.

    München – Schloß Nymphenburg 2016

    Fui a parar a una empresa pequeñita que instala sistemas de detección de humos, sistemas de detección de intrusión y video, entre otras, trabajando como delineante. No era exactamente lo que estudié, pero para empezar y acabar de familiarizarme con el alemán no me pareció mala idea.


    Consejo número uno: en pequeñas empresas es recomendable, yo diría incluso necesario, hablar el idioma. Si se va a grandes empresas, internacionales o de investigación es muy posible que el idioma vehicular sea el inglés. Yo no conozco empresas donde se hable en español, pero seguro que todo es buscar.


    Como he dicho, vine un poco a la aventura, y de no haber sido por la ayuda de mis compañeros me tendría que haber espabilado a hacer los pasos necesarios al llegar al país.


    Consejo número dos: Informarse bien de qué pasos seguir y de qué trámites (casi) obligatorios hacer en los primeros días:

    • Encontrar habitación. Esto puede ser una odisea: van muy buscadas y son caras. ¡Ojo con los timos! Las webs wg-gesucht.de o immobilienscout24.de pueden ser un buen comienzo.
    • Anmeldung (empadronamiento) en el Bürgerbüro. Para ello necesitas una residencia y un papel que confirme que vives allí (te lo firma el propietario del piso). Puedes tener problemas si lo haces después de mucho tiempo.
    • Darse de alta en la Krankenkasse (mutua de seguro médico). Normalmente lo tramita el empleador.
    • Contratar una Haftpflichtversicherung (seguro de responsabilidad civil).
    • Contratar una Rathausversicherung. Cubre daños en el inmueble. No siempre te la piden al alquilar un piso, pero es recomendable.
    • Abrir una cuenta bancaria. Aquí vigila que no te cobren comisiones innecesarias y que puedas sacar dinero sin extras cuando vuelvas de vacaciones a España. Recomendaría no abrirla en Sparkasse, propia experiencia.

    München – Englischer Garten 2013

    En general las condiciones laborales aquí están mejor que en España, aunque también dependerá del sector en el que uno esté. Cuando digo mejor me refiero a las prestaciones, como horarios flexivos o vacaciones fuera de temporada, y al sueldo. También es cierto que la situación ahora mismo es buena, hay bastante trabajo en muchos sectores y van necesitados de personal. Aun así, siempre habrá empresas que intentarán aprovecharse de los extranjeros despistados, y aunque a ti te parezca genial el contrato, quizás te frustres al ver desigualdades entre tus semejantes alemanes. También cuando veas que la vida aquí es realmente más cara que allí.

    Garmisch-Partenkirchen 2017

    Consejo número tres: hazte valer. Aunque no domines el idioma como un nativo, tú no eres menos. Apostaría a decir que tú eres más, ya que tienes muchas más ganar e interés, que incluso te has atrevido a dar un paso más, a cambiar de país y a adaptarte a una cultura nueva. Por ello, antes de aceptar un trabajo te recomendaría que le echases un vistazo a este par de webs que te serán de gran ayuda:

    Aquí podrás saber más o menos qué mensualidad deberías cobrar según tu especialidad.

    En esta web sabrás qué cantidad te queda disponible a final de mes. ¡Ojo, que aquí se pagan más impuestos que en España!

    • http://www.kununu.com
      Web dónde puedes encontrar opiniones de empleados y/o empleadores de un gran número de empresas. Nunca está de más saber qué piensa la gente que ha pasado por tu futura empresa.

    Una vez aquí, una vez pasado el tiempo, puede ser que ames esta tierra más que la tuya, o que realmente sepas valorar donde naciste. Cada experiencia es única y puedes tener más o menos suerte según los pasos que hayas dado.

    Biberach an der Riß 2018

    Mi último consejo subjetivo sería que lo intentes, que, aunque sea difícil adaptarse, ya sea por el complicado idioma, por la dificultad de hacer amistades de aquí o por la morriña de estar lejos de la familia, siempre todo depende de los ojos con que se mire, que irse siempre, siempre, te aporta cosas. Te hace crecer como persona, te añade valor. Piensa que el idioma se puede aprender (la VHS, una especie de centros culturales locales con gran oferta en cursos, siempre es de gran ayuda), siempre hay alemanes fascinados por la cultura española que te abrirán sus puertas (apuntarse a un Verein o asociación puede darte un empujoncito) y si, los inviernos son fríos, pero siempre se puede aprender a esquiar o simplemente tirarse en trineo en alguna colina cercana. ¡Probadlo, es divertido!

    Marta Cortada

    About

    Marta Cortada es Ingeniera de Edificación por la Universitat Politècnica de Catalunya y Master of Enginnering por el Technische Universität Kaiserslautern.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *