• Quien la sigue, la consigue

    by  • marzo 5, 2018 • ALEMANIA, CONSTRUCCION, ENCONTRAR TRABAJO, INGENIERIA CIVIL, PRIMERAS EXPERIENCIAS • 5 Comments

    5 min lectura

    En mi caso, no ha sido nada fácil entrar en el área para el que me he formado. Pero he de decir que con esfuerzo, paciencia y perseverancia, si algo quieres, estoy segura de que lo consigues.

    En realidad todo empezó cuando mi madre me aconsejó cuando tenía 16 años que estudiase algo relacionado con la Arquitectura, y he de decir que no se equivocaba, pues con 18 años, cuando no conseguí entrar en Arquitectura Técnica en Madrid y me admitieron en otra carrera, me eché a llorar desesperada. Cómo no, las madres siempre están ahí para ayudarte y ella me dijo que en Burgos podía entrar si estaba dispuesta a irme de Madrid para hacerlo, así que allá que me fui.

    Empecé en octubre de 2005 a estudiar Arquitectura Técnica en Burgos, como podéis comprobar, justo con el comienzo de la crisis de la construcción en España… Un gran año para entrar en ese tipo de carreras, así que para cuando acabé (Febrero 2011) la crisis estaba en la cima. Al menos, tuve la suerte de poderme ir con la beca SICUE/SENECA a Sevilla un año para estudiar allí, aunque me quedé con las ganas de hacer una ERASMUS.

    Carnavales de Cádiz durante mi estancia en Sevilla (2010)

    Para cuando acabé la carrera, me volví a mi ciudad natal y estuve buscando trabajo como Arquitecta Técnica, pero fue imposible, así que encontré (como muchos Arquitectos e Ingenieros) trabajo en una tienda de moda, lo cual, por supuesto, no me llenaba y me desesperaba al mismo tiempo, al ver que todo mi esfuerzo durante 5 años, se iba por la borda. No obstante, por las mañanas iba a un curso del INEM para Ingenieros y Arquitectos donde te explican las nuevas leyes y así por lo menos, podía decir que seguía estudiando mientras por las tardes trabajaba en una tienda.

    Feria de la construcción en Madrid (2012)

    No obstante, esto sólo duró unos pocos meses, pues decidí volver a Burgos para estudiar Ingeniería Civil, ya que me notaba falta de conocimientos… En estos tres años allí, conseguí irme de ERASMUS a Portugal por un año, aprender otra cultura, otro idioma y hacer nuevos amigos geniales. No puedo pasar de aquí sin recomendar  a todo el mundo que intente irse a otro país, yo no tenía mucho dinero, así que no podía irme a todos los países que me hubiese gustado, pero elegí el más “asequible” para mí y no me equivoqué pues me hizo descubrir muchas cosas nuevas.

    Fiestas universitarias durante mi Erasmus en Leiria (2013-2014, Portugal)

    Cuando acabé la segunda carrera, ya dije… “con esto ya…no me pueden decir que no”.

    Proyecto final de carrera de Ingeniería Civil (2015)

    Hice 3 o 4 entrevistas y en la última ya me rechazaron porque me inglés no era lo suficiente… Así que dos títulos no te valían tampoco para nada… Estaba harta…y por edad y sin experiencia laboral, ya no sabía qué hacer, así que pensé para mí… “Vale…si quieren inglés…vamos a darles inglés… ¿Cuál es el método más barato de aprenderlo y dejar de pedirles dinero a mis padres?” Buscando y buscando, apareció la opción de irme de Au-pair, así que me apunté a una web, y allí que me fui a un pueblecito precioso llamado Crosshaven (Co. Cork , Irlanda).

    Llegada a Crosshaven, Co.Cork, Irlanda (2015)

    Pese a las historias que durante estos años han ido saliendo sobre este tema, mi experiencia fue estupenda e hice muy buenas amigas… (“Lo que unió Irlanda que no lo separe España”) Además, tuve la suerte, de que mi madre irlandesa era diseñadora de interiores y profesora de la Universidad de Cork, así que muchos días hablaba con ella de cosas de Arquitectura y de su trabajo, además de darme la oportunidad de ayudarle de vez en cuando con sus trabajos.

    San Patrick’s day, Galway, Irlanda (2016)

    En Irlanda estuve un año casi, a mediados de año, empecé a buscar trabajo en España, pero seguía sin salirme nada… Hasta que me apunté a la red EURES, y allí me contactó la empresa para la que trabajo ahora, más o menos dos meses antes de que se acabase mi periodo en Irlanda… Eso sí, cuando me inscribí…dije…”bueno, yo Alemania no lo pongo, porque como no sé alemán…”. Pues ¡ZASCA! E-mail de la empresa proponiéndome un puesto como “Architectural Designer” para diseños de fachadas de grandes proyectos, mayoritariamente en Londres. ¡No me lo podía creer! Pese a que mi idea era volverme a España, me había surgido la oportunidad de trabajar de algo relacionado con lo mío, ¡al fin!

    Visita a una de nuestras obras en Londres (2017)

    La sede de la empresa está en un pueblecito pequeño del Sur de Alemania, y la verdad, que pese a venirme con una mano delante y otra detrás, desde el sur de Irlanda al pueblo más recóndito del sur de Alemania (ni la personita de Google Maps puede caminar por él) y sin conocimiento alguno de alemán, ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Creo que las oportunidades no pasan con mucha frecuencia… Así que si os aparece una, cogedla al vuelo y no la dejéis escapar.

    Mercado navideño de Dinkelsbühl, Alemania (2017)

    Eso sí, no es fácil vivir el día a día aquí sin hablar alemán, en el trabajo nos comunicamos en inglés, así que aprender alemán sin que te sientas presionado, es bastante complicado,  además, somos varias compañeras de España, lo que nos hace juntarnos para desahogarnos en nuestro idioma materno. De todas maneras, bajo mi proyección de mejorar laboralmente, no me rindo con el nuevo idioma (aunque se me resiste…) y sobre todo, intento cada día aprender todo lo que puedo de mis compañeros, para que en un futuro, espero que no muy lejano, pueda volver a mi tierra y desarrollar mi vida personal y profesional donde de verdad quiero estar.

    Cena de amigas en Alemania (2017)

    Lo que quiero decir con mi historia, es que si de verdad te gusta algo, tienes que luchar por ello, ser muy positivo, esforzarte, trabajar  y buscar soluciones a los inconvenientes que nos surgen, no decidir a la primera que tú ya lo intentaste una vez y ya está.

    “Quien la sigue, la consigue”

    Eva Redondo de la Vega

    About

    Eva Redondo de la Vega es Arquitecta Técnica e Ingeniera Civil por la Universidad de Burgos. Actualmente trabaja como Architectural Designer en Gebrüder Schneider Fensterfabrik, Alemania.

    5 Responses to Quien la sigue, la consigue

    1. Eva
      marzo 5, 2018 at 3:39 pm

      Muchas gracias, equipo y lectores!!! 🙂

      • Luisa Fernanda García Sánchez
        marzo 5, 2018 at 5:53 pm

        Es un placer conocerte. Tener a grandes personas como tu: luchadoras

    2. Lules y Pep
      marzo 5, 2018 at 10:04 pm

      Eva eres un ejemplo de superación para la juventud de hoy. Enhorabuena Pepe y Lules. THE PAPS

    3. Silvia
      marzo 6, 2018 at 9:36 am

      Más personas soñadoras como tú hacen falta en este mundo. Admiración es la palabra que define lo que he sentido al leer cada detalle de cada una de las aventuras de tu vida, suerte la mia de poder haber vivido contigo una de ellas.
      Un besazo enorme,
      Tu chati

    4. Jessica Magaz
      marzo 11, 2018 at 7:45 pm

      Eva! Muy motivadora tu historia…no nos tocó un momento facil, pero ahí estamos…jeje.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *